Sergio Massa, un alcalde bonaerense y exjefe de Gabinete de Fernández, gana fuerza

Los argentinos pasan de Cristina Fernández pero el kirchnerismo conserva el Parlamento

Mauricio Macri, quien aprovechó la victoria para formalizar su candidatura presidencial para 2015

Los argentinos pasan de Cristina Fernández pero el kirchnerismo conserva el Parlamento
Cristina Fernández de Kirchner. LN

Las elecciones legislativas celebradas este domingo 27 de octubre de 2013 en Argentina han dejado en evidencia la pérdida de terreno del gobernante Frente para la Victoria que, a pesar de ser la fuerza política más votada a nivel nacional, fue derrotada en los cinco principales distritos electorales del país.

En solo dos años, el apoyo popular al kirchnerismo pasó del contundente 54% que permitió a la presidenta argentina, Cristina Fernández, acceder a un segundo mandato de gobierno, a un diluido 32% logrado en las legislativas a nivel nacional, según los primeros resultados provisionales.

Este nivel de adhesión está seis puntos por encima del 26% obtenido en las primarias de agosto pasado y le alcanza al Frente para la Victoria (FPV) para conservar su mayoría parlamentaria, pero aún así es uno de los peores desempeños electorales del kirchnerismo desde su llegada al poder, en 2003, con Néstor Kirchner como presidente.

El resultado del oficialismo tanto en las primarias como en la elección es además uno de los peores obtenidos por una fuerza en el Gobierno en treinta años desde el retorno de Argentina a la democracia, que se cumplirán en diciembre próximo.

SERGIO MASSA, DE COLABORADOR A RIVAL

En la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país, el FPV obtuvo el 31,8% de los votos, apenas un par de puntos por encina de lo que cosechó en las primarias, pero muy por detrás del 43,68% del opositor Frente Renovador.

Esta fuerza, liderada por Sergio Massa, un alcalde bonaerense y exjefe de Gabinete de Fernández, logró incluso mejorar en cerca de nueve puntos el desempeño que había logrado en las primarias.

Este triunfo le deja a Massa bien posicionado para pensar en una eventual candidatura presidencial de cara a las elecciones de 2015, aunque el alcalde, que cuenta con el respaldo de varios peronistas disidentes, no ha revelado cuáles son sus ambiciones políticas.

En la central provincia de Córdoba, segundo distrito más poblado del país, el FPV quedó en tercer puesto, con el 15,2%, al igual que en la provincia de Santa Fe (centro), tercer distrito electoral, donde obtuvo un 22,5%.

En esta última provincia el gran ganador fue el socialista Hermes Binner, quien obtuvo el segundo puesto en las presidenciales de 2011 y que podría volver a competir dentro de dos años.

En la capital argentina, la fuerza liderada por Cristina Fernández quedó también en tercer lugar, con alrededor de un quinto de los votos, tanto en la elección para diputados como en la de senadores.

EL ALCALDE DE BUENOS AIRES, CANDIDATO PARA 2015

En la ciudad de Buenos Aires, el triunfo fue para la conservadora Propuesta Republicana (Pro), liderada por el alcalde capitalino, Mauricio Macri, quien aprovechó la victoria para formalizar su candidatura presidencial para 2015.

Mientras que en la provincia de Mendoza (oeste), el quinto distrito electoral, el FPV quedó en segundo lugar, con un 27,03%, muy por detrás de la Unión Cívica Radical, que, con quien fuera vicepresidente de Fernández en su primer mandato, Julio Cobos, como principal candidato, obtuvo un aplastante 47,7% que también le deja bien parado para proyectarse a nivel nacional.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído