Dictadura en Venezuela

Así ‘saquea’ el consulado chavista a los venezolanos en Madrid para esquivar el bloqueo económico

La presión económica se ha convertido en el principal problema de las delegaciones chavistas en el extranjero

Así 'saquea' el consulado chavista a los venezolanos en Madrid para esquivar el bloqueo económico
Consulado de Venezuela en Madrid PD

«Por la plata baila el mono». La popular frase latinoamericana aplica perfectamente a la embajada y consulado del régimen de Nicolás Maduro en el extranjero. Tras el bloqueo internacional que ha recibido la dictadura chavista, son muchos los representantes en el extranjero que han dado un paso atrás. El ejemplo más claro ha sido el de Isaías Rodríguez, embajador de Venezuela en Italia, quien abandonó su cargo en el instante en que se secaron los ingresos económicos.

En los días previos a su carta pública de renuncia, Rodríguez denunció que la embajada no puede pagar los salarios ni el alquiler. En una conferencia de prensa, indicó que esto se debe a las medidas adoptadas por los bancos internacionales para estrangular al régimen de Maduro. Según indicó, la deuda pendiente con las autoridades italianas es «de casi 9 millones de euros». Sin embargo, el consulado de Venezuela en Madrid ha venido implementando un sistema que le permita ‘respirar’ en medio de la presión económica: ‘Saquear’ a sus propios ciudadanos en el extranjero.

El consulado de Venezuela en Madrid ha comenzado a exigir el pago de los trámites y documentación en efectivo. Una práctica totalmente inhabitual, debido a que todos los ingresos se solían realizar a través de una transferencia bancaria en su banco de «confianza», que era el Banco Santander. En este sentido, han optado por un canal que les permita contar con los recursos directamente en su sede y que evita el peligro de un nuevo bloqueo a sus cuentas bancarias.

«Es muy raro que se ha realizado este cambio. Justamente han comenzado a exigir el pago en efectivo cuando se anunciaron los bloqueos internacionales a las cuentas del régimen en el extranjero. Ahora somos nosotros, quienes necesitamos un papelito, los que tenemos que pagarles tanto el alquiler como los salarios y los caprichos que seguro se dan», afirma una venezolana a Periodista Digital América (PD América) que ha preferido mantenerse en el anonimato por miedo. «Aún tengo que renovar el pasaporte y no quiero que me castiguen con eso por opinar», matiza.

Más caro que sus vecinos

Además de exigir el pago en efectivo de los trámites, el consulado de Venezuela en Madrid también cuenta con unos precios superiores a las tarifas de otros países de la región latinoamericana. Por ejemplo, una carta de soltería del Gobierno de Venezuela cuesta 50 euros, mientras que en Colombia la cifra desciende hasta los 33 euros (que se pagan por transferencia electrónica) y en Ecuador a los 20 euros.

Una situación similar ocurre con los pasaportes. El consulado venezolano posiciona su tasa consular en 80 euros, frente a los 64 euros (sin impuestos) que requiere Colombia y los 70 que cobra Ecuador. No obstante, en este trámite también se repite la misma situación de los métodos de pago, donde el consulado chavista es el único que permite la entrega del dinero en efectivo y en mano de uno de los funcionarios públicos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido