La muerte de Acosta Arévalo en manos del régimen chavista: explicaciones incongruentes y nuevas condenas

La muerte de Acosta Arévalo en manos del régimen chavista: explicaciones incongruentes y nuevas condenas
Jorge Rodríguez y Nicolás Maduro PD

Las torturas de la dictadura chavista se cobran una nueva víctima. La muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, cuando se encontraba detenido y bajo custodia de Nicolás Maduro, desató nuevas condenas dentro y fuera de Venezuela contra el mandatario, en medio de denuncias del “asesinato” del militar.

Los países que forman parte del Grupo de Lima condenaron esta jornada la muerte de Acosta Arévalo, que calificaron como “asesinato”, al tiempo que repudiaron “las continuas prácticas de detenciones arbitrarias y torturas a las que el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro somete a quienes considera sus opositores”. De la misma forma, la organización Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) condenó desde Miami el “asesinato” del militar, que era acusado por el Gobierno de Maduro de planear un golpe de Estado y magnicidio.

La Asamblea Nacional, liderada por Juan Guaidó, pedirá a la ONU y a la Corte Penal Internacional (CPI) que investigue de manera independiente la muerte, que no dudó en tipificar como “asesinato”. A través de un comunicado de la comisión de política interior, el Legislativo adelantó que solicitará a esos organismos “de manera inmediata” el empleo de un equipo forense internacional que determine las causas de la muerte del capitán de corbeta. Sin embargo, ya saltan a la vista que existen algunas incongruencias en medios del proceso.

En un intento de demostrar su transparencia e inocencia, el régimen decidió emitir un comunicado en donde solicitaban a la Fiscalía realizar una completa y exhaustiva investigación para aclarar el suceso. Sin embargo el comunicado del régimen de Maduro, contradice la versión presentada por la Fiscalía. El texto de Maduro indica que Acosta Arévalo ya había sido imputado, mientras que el comunicado de Tarek William Saab señala que el Capitán estaba siendo presentado ante los tribunales sin mencionar que el mismo había sido imputado, lo que respalda también la versión que manejan los familiares, quienes aseguran que el militar activo se encontraba por ser presentado ante los tribunales cuando tuvo que ser remitido al Hospitalito de Fuerte Tiuna para recibir atención médica tras un descompensamiento por las torturas que sufriera días antes.

La abogada Rocío San Miguel señala que las contradicciones del poder en sus comunicados, sobre la muerte del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo, son claves para el ocultamiento o verdad de los sucedido. En esta línea explica que los tres comunicados emitidos por el poder con ocasión de la muerte del Capitán de Corbeta Acosta Arévalo, presentan una contradicción fundamental que permite establecer la responsabilidad de la DGCIM en los hechos y la de quienes acusaron al Capitán de Corbeta pública y comunicacionalmente antes de ser imputado legalmente.

La afirmaciones sobre el asesinato del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo también llegan desde personas muy cercanas a las instituciones de represión chavista.  El general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, ex director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), publicó un documento en donde expresa su profundo rechazo al vil “asesinato” del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo a manos del régimen de Nicolás Maduro, mismo que ha enlutado a toda la familia militar del país.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído