El día que el corrupto Rafael Correa dio lecciones de ética a un blando Jordi Évole y se comparó con Pablo Iglesias

El día que el corrupto Rafael Correa dio lecciones de ética a un blando Jordi Évole y se comparó con Pablo Iglesias
Rafael Correa y Jordi Évole PD

Latinoamérica vivió una gran ola de líderes socialistas. Una nueva generación que prometía cambiar la historia de la región y entregar más poder a los ciudadanos y menos a las grandes empresas y sectores financieros. Con el paso del tiempo, las caretas se han ido cayendo y aquellas personalidades que afirmaban ser enemigos de las riquezas se han visto involucradas en grandes escándalos de corrupción y sobornos. Muchos recuerdan la fortuna millonaria que dejó Hugo Chávez a sus familiares, así como la reciente entrada en prisión del expresidente de Brasil, Lula da Silva. Ahora, el peso está encima de Rafael Correa.

Una jueza ordenó prisión preventiva para el expresidente de Ecuador por su presunta implicación en un caso de sobornos para la adjudicación de contratos con el Estado. Correa y otra veintena de miembros de su partido son investigados en el marco del caso «Sobornos 2012-2016″ (antes «Arroz verde»), una supuesta trama de corrupción con presunta financiación irregular del movimiento político Alianza País (AP) que lideró el exmandatario hasta 2017, y que involucraba a empresas nacionales e internacionales como la brasileña Odebrecht.

Durante sus años en la presidencia, pocos creyeron el discurso moralista de Correa. Jordi Évole fue uno de los que sí cayó en las redes del líder ecuatoriano como quedó de manifiesto en su dulce entrevista realizada en 2014. A lo largo de la conversación, Rafael Correa ataca en varias ocasiones a España e incluso denuncia la falta de respeto a los derechos humanos por los trágicos casos de personas que se suicidaron tras perder sus hogares a causa de la crisis económica que atravesó el país. Aún peor, el periodista escuchó sin cuestionar frases como: «lo fundamental es saber quién manda, si el capital o los seres humanos» y «Europa comete el error de hacerle caso al FMI en vez de a los ciudadanos». 

En un momento de la entrevista, «Anita Pastor», como la llama Correa, responde cuáles serían los políticos internacionales que ficharía para su gobierno. La respuesta empieza citando a Evo Morales [quien está siendo acusado de cambiar las leyes para permanecer indefinidamente en el poder siguiendo el modelo de Venezuela], siguiendo con Pepe Mujica [investigado por corrupción] y Lula da Siva [imputado por corrupción y casos de sobornos], pero terminando la lista con su ídolo español: Pablo Iglesias.

«Coincidimos muchísimo con la visión de Pablo Iglesias. El estuvo aquí [en Ecuador] en días pasados para un encuentro latinoamericano de movimientos progresistas y tenemos gran coincidencia en nuestras visiones», sentenció el expresidente que ahora se encuentra escondido en Bruselas tras ser acusado por la Fiscalía de su país por liderar una «red ilegal» para captar fondos de empresas contratistas del Estado para algunas campañas electorales del partido Alianza País para luego adjudicarles contratos de obras de infraestructura.

 

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído