Venezuela: Polémica por el ‘atrincheramiento’ en el cargo del presidente de TSJ en el exilio

Venezuela: Polémica por el 'atrincheramiento' en el cargo del presidente de TSJ en el exilio
Miguel Ángel Martín Tortabu PD

Venezuela tiene un grave problema con la responsabilidad de abandonar los cargos. No sólo por la dictadura de Nicolás Maduro, sino también en las estructuras contrarias al régimen, como es el caso del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio. Según se ha confirmado a los medios de comunicación internacional, al presidente del TSJ en el exilio, Miguel Ángel Martín Tortabu, se le acabó el tiempo de su legislatura, pero se niega a cumplir con el mandamiento legal de renovar las autoridades del instrumento judicial.

Es importante destacar que, el viernes 13 de septiembre de este año 2019, el magistrado Martín Tortabu convocó a reunión de Sala Plena para la designación de nuevas autoridades, esto asentó en la convocatoria:

“…De conformidad con lo previsto en el artículo 20 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia; artículo 4 y siguientes del Reglamento de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, se convoca a una Sesión Ordinaria de Plenaria, a fin de que se proceda a la elección de la junta directiva y demás representantes de las salas que conforman el Alto Tribunal. La sesión tendrá lugar a las 3:00 PM (hora Miami) del día jueves 19 de septiembre de 2019, en la sede del tribunal, ubicada en Coral Way, Suite 500, Coral Gables, Florida. La sesión se fija conforme lo dispone ley y en la fecha más inmediata siguiente del que corresponde al vencimiento del periodo bianual de la Junta Directiva en funciones…”

Sin embargo, confirman que Martín Tortabu se lo pensó mejor y suspendió la actividad a través del siguiente comunicado:

«En virtud de los acontecimientos que han surgido recientemente en Venezuela, los cuales ameritan que el Tribunal se mantenga vigilante para continuar ayudando en la lucha por el regreso de la democracia. Siendo que varios magistrados han manifestado la inconveniencia de realizar un proceso electoral en el seno del tribunal, donde no se tiene claro la forma de realizarse la elección y los cálculos de representación, entre otras consideraciones realizadas por magistrados en correos internos. En uso de las atribuciones conferidas en la ley, se suspende la convocatoria efectuada para que tenga lugar la sesión de plenaria el 19 de septiembre de 2019″.

La decisión del presidente del TSJ en el exilio Miguel Ángel Martín Tortabu ha causado malestar en el seno de la institución. No en vano, le han comparado con la actitud y prácticas realizadas por Maikel Moreno, quien está al frente del ilegitimo TSJ de Caracas. Tomando en consideración que el 80 por ciento de los magistrados en el exilio que disienten de su colega Martin Tortabu, sus compañeros le piden que piense lo que está haciendo. “Aquí no podemos hacer lo mismo que constantemente criticamos”, nos dijeron.

Las críticas apuntan a que el cambio de opinión a última hora se debe a que el magistrado Martín se dio cuenta que tendría que entregar a su sucesor los beneficios que está recibiendo de la OEA: visa diplomática y sueldo y puesto que son concesiones al cargo, no a la persona. Además, cesaría el protagonismo que como presidente del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído