¿Cómo pueden los Reyes de España evitar que la visita programada por Sánchez a Cuba sirva para ‘blanquear’ a la dictadura castrista?

¿Cómo pueden los Reyes de España evitar que la visita programada por Sánchez a Cuba sirva para 'blanquear' a la dictadura castrista?
Los Reyes de España PD

Los Reyes de España están intentando poner buena cara a las malas decisiones del Gobierno en funciones de Pedro Sánchez. A pesar de que es la primera visita real de los últimos 500 años a la ‘isla bonita’, el presidente español ha escogido el peor momento, justo cuando la disidencia sufre una nueva ola de represión y todas las instituciones internacionales apuntan a que Cuba está detrás de las dictaduras de Venezuela, Bolivia y Nicaragua, así como de las manifestaciones violentas en Chile y Ecuador.

A pesar de que la decisión del viaje generó un gran malestar entre los españoles, Sánchez no ha dado su brazo a torcer, lo que hace plantearse la pregunta: ¿Qué pueden hacer los Reyes de España para evitar que su visita parezca un intento por ‘blanquear’ a la dictadura cubana?

La exeurodiputada Beatriz Becerra solicitó a través de las redes sociales que se aproveche el viaje para estar en contacto con las víctimas de la dictadura castrista. «Si el Jefe de un Estado democrático como España visita, porque así lo decide su gobierno, una dictadura de partido único como #Cuba.. tiene que hacer un gesto a la oposición, o queda desacreditado. Le pido al Rey Felipe VI que se interese por José Daniel Ferrer [ex preso político y Coordinador General de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU)].

Sin embargo, fuentes diplomáticas han informado que los Reyes se reunirán con miembros de la sociedad civil, pero no está previsto que al encuentro acudan dirigentes destacados que luchan contra el régimen castrista como Guillermo Fariñas o Yoani Sánchez.

Este gesto de reunirse con la sociedad civil es seguro que no satisface a los colectivos cubanos críticos con el Gobierno. El Observatorio Cubano de Derechos Humanos ya lamentó que el Gobierno español decidiera realizar este viaje, al considerar que «pasa por alto la violación sistemática de los derechos y las libertades de los cubanos. Los Reyes no irán a Cuba para respaldar un proceso de transición hacia la democracia, pues éste no existe. No conversarán con un Adolfo Suárez cubano, sino con quienes se han definido como la continuidad».

El diputado de Vox, Hermann Tertsch, considera que el viaje tendrá un gran impacto negativo en la imagen de los Reyes de España: «Al Rey Felipe VI le están cavando la fosa para su prestigio en España y fuera de España y para su jefatura del Estado y la Monarquía. El viaje a Cuba es una importante palada. Si no hay reflejos ahora para zafarse de esta vil encerrona del doctor de Pedralbes puede ser tarde», explica en las redes sociales.

El viaje a Cuba puede ser una oportunidad para que la Casa Real conozca de cerca el rostro más cruel de una dictadura que está desestabilizando a todas las democracias de América Latina y que cuenta con unos nexos peligrosos con el socialismo y comunismo español.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído