Hablar español en EEUU: ¿Un peligro real para los hispanos en la era de Trump?

Hablar español en EEUU: ¿Un peligro real para los hispanos en la era de Trump?
Donald Trump PD

Los latinoamericanos saben que el peor ataque en la historia reciente de Estados Unidos contra latinos ocurrió este año. El agresor, un joven blanco de 21 años llamado Patrick Crusius, ha sido señalado como un supremacista blanco que quería disparar «contra mexicanos» y que hablaba de una «invasión hispana» en el estado de Texas.

En la mañana del sábado 3 de agosto, Crusius entró en una tienda de WalMart en la ciudad fronteriza con México de El Paso y mató a 22 personas, además de herir a más de una veintena. La mayoría de los fallecidos era de origen latino, en una ciudad donde esta comunidad constituye el 80% de la población y en la que conviven el inglés y el español por igual.

El ataque provocó miedo en las comunidades latinas de EE.UU. e hizo surgir preguntas sobre los esfuerzos del gobierno para combatir el terrorismo doméstico y los grupos de nacionalismo y supremacía blanca.

El tiroteo de El Paso fue el incidente más trágico y extremo. Pero con frecuencia aparecen nuevos testimonios de latinos que denuncian haber sido insultados por hablar español en público o en el lugar de trabajo o se enfrentan a comentarios como «vuelve al país de donde viniste».

¿Es un fenómeno en aumento?

Según cifras oficiales, sí. Sin embargo, no solo el número de víctimas de delitos contra latinos se ha incrementado desde el año 2015; también las cifras generales, de acuerdo con el Buró Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI, por sus siglas en inglés).

En 2017, el año más reciente del que el FBI tiene cifras disponibles, se registraron 552 víctimas de delitos de odio antihispanos de un total de 8.493, es decir, el 6,5%. Una revisión de estas cifras desde el año 2007 a 2017 muestra que las víctimas de delitos de odio antihispano no llegaron a constituir en ninguno de esos años el 10% del total de víctimas.

El año 2010 fue el más crítico, con 747 víctimas de incidentes antihispanos, el 9% de los 8.208 incidentes de odio reportados por el FBI.

Los incidentes considerados como antihispanos, sin embargo, constituyen alrededor de la mitad de todos los crímenes de odio por cuestiones de etnicidad denunciados en EE.UU. desde 2004, según cifras del FBI. Lo que significa que, dentro de los grupos étnicos en el país, los latinos son los que más han sido afectados.

Hay que tomar en cuenta que la agencia de investigaciones incluye a los hispanos o latinos en la categoría de etnicidad y no de raza. El número de víctimas de odio por su raza, en su mayoría afroestadounidenses, supera al de aquellos agredidos por su grupo étnico u origen.

El FBI registra ofensas como vandalismo, intimidación, agresión, robo, violación, asesinato, entre otras. No especifica, sin embargo, si las víctimas fueron agredidas por hablar español.

¿Las estadísticas del FBI reflejan toda la realidad?

No, pues el FBI solamente compila y publica estadísticas anuales basadas en números que las agencias de policía locales entregan de forma voluntaria. Solo el 12,6% de las agencias indicaron que ocurrieron crímenes de odio en sus jurisdicciones en 2017. La policía de Miami y Las Vegas, por ejemplo, reportaron cero denuncias, según señaló el diario The New York Times en noviembre del año pasado.

Un problema, ha señalado la Asociación Internacional de Jefes de Policía (IACP, por sus siglas en inglés) de EE.UU., es que algunos departamentos de la policía no cuentan con el entrenamiento adecuado para identificar y reportar delitos de odio.

¿Qué dicen los latinos?

Cuatro de cada diez latinos (37%) indicaron haber sufrido discriminación durante 2017, según datos recogidos de una encuesta realizada por el Centro Pew a 1.500 latinos el año pasado. Los encuestados mencionaron haber sido criticados por hablar español (22%) o haber recibido comentarios de que regresaran a sus países de origen (20%).

En Estados Unidos hay un estimado de 41 millones de latinos que hablan español en casa, según Pew. Esto hace que ese idioma sea el más hablado en el país después del inglés. Los latinos cuyo idioma dominante es el español reportaron más incidentes discriminatorios (25%) que aquellos cuyo idioma dominante es el inglés (19%).

La encuesta también revela un apoyo a esta comunidad. El 37% de los consultados dijo haber recibido expresiones de respaldo de desconocidos por el hecho de ser latinos.

Pese a esto, la mayoría de los encuestados (62%) expresaron estar insatisfechos con la dirección que ha tomado el país, citando razones como el presidente Trump y el racismo, además de la situación económica y las políticas de inmigración.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído