Indignación con el ‘amiguete’ español de Díaz-Canel: «Con la visita de los Reyes, Pedro Sánchez abraza a la dictadura castrista y pisotea al pueblo cubano»

Indignación máxima de la comunidad cubana en España. A las puertas del Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid, un grupo de disidentes cubanos han leído un manifiesto donde critican que «con la visita de los Reyes de España a La Habana, Pedro Sánchez abraza a la dictadura castrista y da la mano al dictador Miguel Díaz-Canel». Una visita que puede ser leída como un intento de blanquear a la dictadura cubana, más aún cuando no está previsto una reunión con los líderes de la oposición, así como tampoco ocurrió cuando acudió a La Habana el líder del PSOE.

«Muchos cubanos en España hemos recibido con hondo pesar la confirmación definitiva de vuestra visita oficial a la Isla de Cuba, sellada por el actual Gobierno en funciones de Pedro Sánchez. Como bien vuestra Excelencia conoce, desde el 1 de enero de 1959, la Isla está gobernada por una tiranía comunista que suplantó mediante normas dictatoriales la Constitución de 1940, aprobada esta, en su momento, en Referendo Nacional y que aún no ha sido abrogada», reza el manifiesto enviado a Casa Real.

Lázaro Mireles declaró a Periodista Digital América que «hoy la izquierda en España habla de igualdades, Pedro Sánchez habla de derechos, pero hacer es la mejor forma de decir. A la par que hablan de igualdades y de derechos, está pisoteando las del pueblo cubano, ese que sufre y que, agonizante, grita solicitando apoyo, esperanza y ayuda internacional. Un pueblo que sueña con alcanzar la libertad». En la misma línea, Yarlenis Núñez ha denunciado que España está defendiendo sus intereses económicos frente a la lucha por los derechos humanos. «España es uno de los socios más importantes que tiene Cuba y por eso estas visitas y el trato preferencial que se están viendo», agrega.

Una afirmación que está en línea con lo establecido en el manifiesto, donde se afirma que «los cubanos anhelamos para Cuba las mismas libertades y el mismo bienestar que disfrutan hoy los españoles en su tierra. No entendemos el sostenido apoyo económico, financiero y, a veces hasta político, que ha recibido la tiranía cubana por parte de los distintos gobiernos democráticos españoles, fundamentalmente desde la caída del Muro de Berlín». A lo que agregan que «los cubanos tampoco entenderíamos que, si defenitivamente realiza la visita, no alce su voz en favor de la libertad de los presos políticos y de la libertad del pueblo de Cuba».

 

 

 

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído