Alberto Fernández muestra sus ‘costuras’ comunistas: Celebra en el Grupo de Puebla la liberación del «corrupto» Lula da Silva

Alberto Fernández muestra sus 'costuras' comunistas: Celebra en el Grupo de Puebla la liberación del "corrupto" Lula da Silva
El Grupo de Puebla celebra la liberación de Lula PD

La liberación del ex presidente brasileño Luiz Inácio “Lula” da Silva después de 580 días será un punto clave de la cumbre del Grupo de Puebla, el espacio que busca contrarrestar a su par de Lima en lo que respecta a la integración y política exterior regional.

Previo al inicio formal del encuentro -que tendrá lugar entre el 8 y 10 de noviembre en el hotel emperador de Buenos Aires- los dirigentes progresistas compartieron una cena en un café temático del peronismo K: el Café las Palabras, cuyo dueño es uno de los políticos más cercanos al presidente electo Alberto Fernández, el ex embajador ante el Vaticano Eduardo Valdés.

Además de Fernández, quien oficiará de anfitrión en la cumbre, estuvieron: Dilma Rousseff (Ex-Presidenta de Brasil), José “Pepe” Mujica Ex-Presidente de Uruguay, Fernando Lugo (Ex Presidente de Paraguay), Martin Torrijos (ex Presidente de Panamá), Ernesto Samper (ex-Presidente de Colombia).

Para demostrar su euforia, los asistentes se tomaron distintas fotos en las que hicieron el gesto de una «L» con la mano, que simboliza el slogan “LulaLivre” (Lula Libre, en portugués).

Desde distintos puntos de América Latina estos dirigentes progresistas han ocupado cargos de relevancia tiempo atrás. Hoy sólo Alberto Fernández ocupará un lugar clave en la región como presidente desde el 10 de diciembre en Argentina.

Distintos asistentes se expresaron acerca de los objetivos del Grupo de Puebla y la liberación del ex presidente brasileño. “Teníamos razón cuando pedíamos más igualdad en Chile, y teníamos razón cuando decíamos que en Argentina había un proceso de endeudamiento y decadencia que terminó como terminó. Lo que nunca debemos claudicar es en nuestros principios, conductas, convicciones y en las razones que tenemos como agentes del progresismo”, aseguró Fernández.

Por su parte, el ex jefe de Estado uruguayo expresó: “Han transformado la política en un recetario de medidas económicas y son importantísimas, pero nunca vi que la gente esté feliz solo por la economía. No hay que pensar solo en el desarrollo y en el crecimiento. Hay que pensar que la felicidad humana no se logra por decreto”.

El contenido de la cumbre contribuirá a ilustrar los lineamientos de la política exterior que Alberto Fernández pueda implementar una vez tome posesión del gobierno el 10 de diciembre.

Entre los frentes más destacados se encontrarán la relación con Estados Unidos, pero también con Brasil y Uruguay, teniendo en cuenta la cercanía de Fernández con referentes que se encuentran en las antípodas del presidente Jair Bolsonaro y, en caso que se imponga en la inminente segunda vuelta, Luis Lacalle Pou.

También estará presente el potencial relanzamiento de la Unasur como espacio multilateral de integración, luego de un período de estancamiento durante los gobiernos de Macri en Argentina, Iván Duque en Colombia y Lenin Moreno en Ecuador, entre otros.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído