BRASIL

Bolsonaro habló de Bolivia y desnudó la hipocresía de la izquierda latinoamericana: «Siempre que pierden es por un golpe»

El presidente de Brasil aprovechó la oportunidad para plantear un cambio necesario del sistema electoral en su país

Bolsonaro habló de Bolivia y desnudó la hipocresía de la izquierda latinoamericana: "Siempre que pierden es por un golpe"
Jair Bolsonaro y Evo Morales.

El presidente de Brasil habló acerca de la renuncia de Evo Morales en Bolivia, y dejó clara su postura acerca de las denuncias de golpe de Estado que han hecho diferentes dirigentes de izquierda en América Latina:

«La palabra ‘golpe’ se usa mucho cuando pierde la izquierda, ¿verdad? Cuando ganan, es legítimo. Cuando pierden, es un golpe. No entraré en su narrativa allí. La izquierda dirá que hubo un golpe ahora», dijo Jair Bolsonaro.

En declaraciones al diario O Globo, Bolsonaro también advirtió que no le da una valoración positiva a los que ocurrió en Bolivia, sino que es una advertencia sobre un sistema electoral con el que no comulga: “No es bueno que ocurra este tipo de cosas. Sé que fue contra la izquierda, pero no lo queremos contra la izquierda o la derecha. Si hay dudas, hay que ir y contar, abrir la urna, ver los votos impresos y contar”.

Así buscó remarcar que Brasil necesita cambiar su sistema de votación, que se realiza a través de urnas electrónicas y que en el caso de Bolivia, según la Organización de Estados Americanos (OEA), hubo “manipulaciones del sistema informático” en la contabilidad de las actas electorales.

«Solo comentaré que lo que llevó a la renuncia de Evo Morales: una señal de que aquí en Brasil necesitamos un sistema de votación seguro. Este no sirve de nada. Esto es lo que lleva a este tipo de problema”, insistió Bolsonaro. Si bien él apoya el voto impreso, éste fue considerado inconstitucional por el Tribunal Supremo (STF) de su país, en un fallo emitido en 2018.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores Ernesto Araújo, dijo que Brasil “apoyará la transición democrática y constitucional” en Bolivia. El funcionario coincidió con el presidente de su país al señalar que no se le debe llamar “golpe de estado” y que hacerlo solamente serviría para “incitar a la violencia”.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído