Pedro Sánchez le ‘hace ojitos’ a Podemos de cara a un pacto de Gobierno: Apoya al fraudulento Evo Morales y condena la intervención del Ejército de Bolivia

Pedro Sánchez le 'hace ojitos' a Podemos de cara a un pacto de Gobierno: Apoya al fraudulento Evo Morales y condena la intervención del Ejército de Bolivia
Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Evo Morales PD

La moderación de Pedro Sánchez se quedó atrás, junto con el cierre de la campaña electoral. Con el voto de los españoles en el bolsillo, el líder del PSOE ha realizado un gesto a favor de sus posibles socios de gobierno: Podemos. De ahí que el gobierno español criticó en un comunicado la intervención del ejército y de la policía para forzar la renuncia del presidente de Bolivia, Evo Morales, después de tres semanas de protestas contra su reelección.

El ministerio de Exteriores español, Josep Borrell, que había celebrado el anuncio de unas nuevas elecciones, condenó que este proceso “se haya visto distorsionado por la intervención de las fuerzas armadas y de la policía sugiriendo a Evo Morales que presentara su renuncia”. A lo que ha agregado que: “Esta intervención retrotrae a momentos ya pasados de la historia latinoamericana”. Sin embargo, no ha realizado ninguna valoración del fraude electoral de Evo Morales para quedarse con la presidencia, así como tampoco de las movilizaciones de grupos violentos para arremeter e intimidar a los ciudadanos que se oponían al ‘pucherazo’.

Borrell también llamó “a todos los actores a evitar el recurso a la violencia” y a “garantizar la seguridad de todos los bolivianos (…) incluyendo al propio expresidente Morales, sus allegados y los miembros de su administración”. En el comunicado, el ejecutivo en funciones del socialista Pedro Sánchez insiste en que “la convocatoria de unas nuevas elecciones a la mayor brevedad (…) es la vía adecuada para que el país salga de la actual crisis” y reclama superar el vacío de poder generado por la renuncia del resto de sucesores previstos en la Constitución.

La renuncia de Morales, líder indígena de 60 años que llevaba desde 2006 en el poder, fue leída como un “golpe de Estado” por los dirigentes de Venezuela, Nicaragua o Cuba, así como el presidente electo argentino Alberto Fernández y el expresidente brasileño Lula da Silva. Un discurso que también han adoptado en La Sexta y que, lamentablemente, se infiere en las palabras de la representación socialista de España.

 

 

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído