ESTADOS UNIDOS

EEUU agrega al magnate chavista Raúl Gorrín a la lista de los fugitivos más buscados

EEUU agrega al magnate chavista Raúl Gorrín a la lista de los fugitivos más buscados
Raúl Gorrin, el dueño de Globovisión.

Estados Unidos ha decidido añadir a su lista de «fugitivos más buscados» al magnate chavista Raúl Gorrín este 20 de noviembre de 2019, el dueño de Globovisión está acusado por lavado de dinero y violación de las leyes contra la corrupción en el extranjero.

Gorrín está acusado por las autoridades de Estados Unidos por haber pagado presuntamente unos 159 millones de dólares en sobornos a dos ex altos funcionarios venezolanos y haberles ayudado a lavar esos fondos ilícitos.

La acusación contra el magnate venezolano fue presentada en agosto pasado en una corte del Distrito Sur de Florida pero, a petición de la Fiscalía, permaneció bajo reserva hasta el pasado mes de noviembre de 2018 con el fin de proteger la investigación.

En la acusación de EEUU se asegura que entre 2008 y 2017, Gorrín ofreció y efectivamente pagó sobornos a dos altos funcionarios «con autoridad para tomar decisiones» en la Oficina Nacional del Tesoro para que le permitieran realizar operaciones de cambio de divisas para el gobierno de Venezuela, de las cuales él sacaba una beneficio «indebido».

Aunque en el documento no se confirma la identidad de los altos funcionarios de la Oficina Nacional del Tesoro que recibieron los sobornos, la Fiscalía se anuncian cargos en contra de Alejandro Andrade Cedeño, un teniente retirado venezolano que fue guardaespaldas de Hugo Chávez durante la campaña electoral de 1998.

Según las autoridades estadounidenses, Andrade se declaró culpable por un cargo de conspiración para lavar dinero el pasado 22 de diciembre de 2017 y reconoció haber recibido unos US$1.000 millones de parte de Gorrín y de otras personas a cambio de usar su puesto de tesorero nacional para permitirles realizar operaciones cambiarias para el gobierno de Venezuela.

También aceptó que le fueran confiscados US$1.000 millones, así como todos los bienes implicados en la trama corrupta, incluyendo propiedades, vehículos, caballos, aviones y cuentas bancarias.

La Fiscalía estadounidense también explicó que Gabriel Arturo Jiménez Aray, es el banquero venezolano con el cual Gorrín presuntamente se asoció para comprar un banco de República Dominicana.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído