El fraudulento expresidente aprovechará a su aliado Alberto Fernández para meter sus manos en Bolivia

Evo Morales usará a Argentina como plataforma para preparar a su candidato a las elecciones de Bolivia

Evo Morales usará a Argentina como plataforma para preparar a su candidato a las elecciones de Bolivia
Evo Morales y Jeanine Añez PD

Bolivia aún no se libra totalmente de las ideas tiránicas de Evo Morales. La estrategia del fraudulento expresidente de estar lo más cerca posible al territorio boliviano para conducir la campaña electoral del MAS, por primera vez en 17 años sin él como el candidato presidencial de su partido, avanzó con la decisión del gobierno de Alberto Fernández de darle refugio político desde el jueves 12.

El siguiente paso del expresidente de Bolivia sería instalarse lo más cerca de la frontera argentina-boliviana para facilitar las operaciones y la logística, según deslizaron a Infobae fuentes políticas confiables. La primera versión sobre el tema la dio Wilman Cardoso, el ex candidato a senador por Comunidad Ciudadana y residente de la provincia Gran Chaco, en la frontera con Argentina, quien comunicó a su organización política en La Paz la intención de Morales de instalarse en la localidad de Salvador Mazza, de la provincia Salta. El dato, que se difundió el mismo jueves en el que el expresidente llegó a Buenos Aires, no fue negado ni confirmado por dirigentes del MAS.

En cambio, otras fuentes han adelantado que el lugar donde se instalaría Morales es en una estancia que le alquilarían en la zona norteña de Orán o en el área de Pichanal, al norte de la provincia de Salta. En las últimas horas también trascendió la versión de que este fin de semana, Morales sostendrá una primera reunión de evaluación y de planificación en Buenos Aires con jefes de las bancadas legislativas del MAS, algunos de los posibles candidatos, altos dirigentes y ex funcionarios que ya han viajado hacia la capital argentina.

Se sabe que en Buenos Aires ya están el ex vicepresidente Alvaro García Linera, la ex ministra de Salud, Gabriela Montaño, el ex canciller Diego Pary y el ex embajador de Bolivia en la OEA, José Alberto Gonzales. Estos dos últimos han sido mencionados también como posibles precandidatos. Otros nombres que se mencionan que podrían estar en territorio argentino son los del ex canciller, David Choquehuanca, ex ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, el ex ministro de Justicia, Héctor Arce, el ex ministro de Gobierno, Carlos Romero, y la ex ministra de comunicación, Gisela López. Sin embargo, la versión no ha sido confirmada.

Hay al menos seis precandidatos

Sin Evo Morales ni Alvaro García Linera como candidatos a la Presidencia y a la Vicepresidencia de Bolivia, la semana pasada el MAS realizó sus primeros congresos y testeos de nombres, los mismos que pasarán por el filtro y la decisión final del expresidente y ahora jefe de campaña de su partido. El propio Evo Morales agradeció por las redes sociales su designación y adelantó que su partido ganará las próximas elecciones presidenciales en primera vuelta.

Su aval final de los candidatos pasará por apostar a un sucesor nuevo o más bien por uno de los personajes símbolos o históricos de los que estuvieron en su gobierno de casi 14 años. Por ahora parecerían tener una mayor ventaja el ex canciller de origen indígena, David Choquehuanca, que fue no solo uno de los colaboradores de Morales con más tiempo en el poder, sino una especie de “guía espiritual” del expresidente. En el tiempo que Choquehuanca estuvo en el gobierno de Morales se habló de la llamada “corriente choquehuanquista” y de que era uno de los posibles sucesores naturales del líder del MAS cuando este no pueda ser candidato. Sin embargo, llamativamente Choquehuanca, de línea moderada en el Gobierno de Morales, perdió abrupta y llamativamente espacios de poder.

A otro de los ex ministros que se mencionan con las mayores posiblidades de ser el candidato a la presidencia o a la vicepresidencia es a Luis Arce Catacora, que fue el símbolo del manejo de la economía durante casi todo el largo gobierno de Morales. Arce se convirtió en una especie de figura irremplazable en la cartera de Economía y, pese a ocupar un cargo técnico, tiene una vida orgánica en el MAS. Luis Arce se encuentra asilado en México, donde ya expresó su agrado sobre la posibilidad de ser candidato presidencial.

En las últimas semanas aparecieron en redes sociales algunas publicaciones y videos de promoción de su figura. Sin embargo, hay algunos allegados al masismo que han comenzado a apoyar el posible binomio de David Choquehuanca, para la Presidencia, y Luis Arce, para la Vicepresidencia. Otra de los nombres que suenan es el de Diego Pary, último canciller de Evo Morales, también orgánico del MAS y de línea indigenista.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído