El presidente interino también desveló cuál será su estrategia para el 2020

Guaidó deja claras sus condiciones para volver a “conversar” con el chavismo

Guaidó deja claras sus condiciones para volver a “conversar” con el chavismo
Edgar Zambrano y Juan Guaidó PD

Juan Guaidó está afrontándose al balance anual y cómo, tras parecer que era cuestión de días que lograsen sacar a Nicolás Maduro del poder, ahora se enfrentan al riesgo real de perder la Asamblea Nacional, el último bastión de la democracia venezolana.
En una entrevista con el Clarín de Colombia, el presidente interino de Venezuela explicó que su estrategia para 2020 sufrirá algunos cambios. Aunque afirma que “seguimos con los tres pasos de la hoja de ruta”, admite que “habrá ciertos cambios como la reunificación de los sectores, organizaciones políticas, sociales, profesionales y gremiales y aumentar la presión y reconocimiento internacional para que la comunidad internacional no permita los abusos de la dictadura de Maduro y continúe traficando el oro y sin dejar las protestas de calle”.

Unos lineamientos que no se plantean el regreso al diálogo que tanto impulsaron figuras como José Luis Rodríguez Zapatero. “Descartamos el diálogo con Maduro después que se retiró en julio y mató el diálogo de la mesa de negociaciones de Oslo y Barbados donde perdió la oportunidad de su vida”. Sin embargo, deja clara la única condición para sentarse en una mesa junto con los representantes de la dictadura: “Estoy dispuesto a conversar sólo sobre las condiciones de elecciones presidenciales sin Maduro en el poder”.

Con el diálogo descartado, Juan Guaidó vuelve a tontear con la opción de una intervención militar. Si bien en una entrevista con El País mostró su rechazo al uso de las armas para sacar a Nicolás Maduro del poder, ahora admite que “el uso de la fuerza es una de las tantas opciones, como las presiones que tenemos en el proceso para cesar la usurpación de Maduro”.

Una misión para la que necesita del apoyo internacional, como el que ha sido ofrecido por Estados Unidos. “Planteamos más bien la cooperación internacional. Bolívar hace 200 años pidió la intervención con la legión extranjera del Reino Unido para liberar a Venezuela y cinco países de América. Simplemente no descartamos nada con la presión interna para ir a unas elecciones presidenciales”.

“En todo caso soy el presidente encargado de Venezuela. Está la cooperación internacional. Creo que lo más importante es enfocarnos en las elecciones presidenciales realmente libres para resolver el conflicto. Maduro sigue secuestrando el poder”, explica al medio colombiano.

Sobre el futuro de Nicolás Maduro el presidente interino pone sobre la mesa las pocas cartas que le quedan por jugar: “Como dictador puede negociar varias opciones, que él se vaya tranquilamente del país a un exilio dorado. También puede nombrar a un candidato suyo para participar en las elecciones presidenciales o ser detenido. El escoge la opción de salvarse o enterrarse en una cárcel”.

Nicolás Maduro está guindando a punto de caer. No tiene respaldo popular ni económico, ni internacional, ni de la tropa armada. No tiene sino unos pocos generales que lo sostienen. Al retirarse el generalato se cae solo como Evo Morales”, sentenció el presidente interino y actual líder de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído