La madre, una inmigrante polaca, sintió las contracciones durante una fiesta

El bebé abandonado en un pinar de Segovia fue devorado por los animales

La mujer, que permanece en prisión a la espera del juicio, ocultó el embarazo a su pareja y a sus amigos y parió sola

El bebé abandonado en un pinar de Segovia fue devorado por los animales
Un bebé recién nacido. PD

El recién nacido presentaba partes del rostro y del tórax comidas por animales. Llevaba una semana bajo un árbol. Lo encontraron dos mujeres que paseaban el 5 de noviembre de 2011 por un pinar de Cuellar, en la provincia de Segovia.

Pronto se dio con la madre, M. K. C, una mujer polaca de 28 años que residía en la localidad y que trabajaba en la planta de fresa de la empresa Viveros La Segoviana. La Guardia Civil la detenía un día después del macabro hallazgo.

Según declaró ante el juez de Cuéllar, parió sola y abandonó al recién nacido.

De inmediato fue decretado su ingreso en prisión. En la cárcel de Brieva (Ávila) permanece esta joven acusada de un delito de infanticidio y que tiene otros tres hijos en Polonia.

Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, la mujer, de 28 años y de nacionalidad polaca, se inculpó en la declaración ante el juez del abandono del recién nacido encontrado muerto el pasado sábado en un monte de Chatún, en la provincia de Segovia.

La investigación se inició a raíz de que, en días pasados, un vecino de la localidad próxima de Mudrián, en la comarca de Cuéllar, encontrara una placenta, envuelta en ropa.

Al parecer, ella se encontraba en una fiesta cuando comenzó a sentir las contracciones, por lo que abandonó el lugar en el que se encontraba en el coche de su pareja. Condujo hasta un pinar y allí parió sola. Después cogió al bebe y, estando vivo, lo envolvió en una manta y lo dejó debajo de un árbol.

En su declaración señaló que no dijo a su novio y sus amigos que estaba embarazada y justificó el aumento del grosor de su cintura diciendo que se debía a una medicación.

Por la gravedad de la pena que supone el delito del que es acusada y el peligro de fuga, y por la falta de arraigo en España, , según las fuentes judiciales, el juez ha ordenado su ingreso en la prisión de mujeres de Brieva (Ávila).

El juez encargado del caso continúa ahora con la investigación del hecho delictivo, para lo cual en los próximos días recogerá declaraciones de testigos y ordenará diversas pruebas biológicas cuyos resultados ayuden a identificar al autor del delito.

En el Ayuntamiento de San Martín y Mudrián encuadran a la detenida en el grupo de miles de personas, sobre todo mujeres y de nacionalidad rumana y búlgara, que llegan a Segovia, para participar en la campaña de la fresa, cuyos tallos y raíces son separados y envasados, para continuar cultivándose en Andalucía y Marruecos.

Como la mayoría de los temporeros, durante su estancia en el municipio residía en viviendas que ponen a su disposición propietarios de las fincas, ganando entre los 75 y 80 euros al día.

 

 

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído