Los conflictos de la Casa Real británica

El desprecio de Meghan Markle a la reina Isabel II por el nacimiento de su hijo

La relación entre la reina Isabel II y Meghan Markle no va de la mejor forma

El desprecio de Meghan Markle a la reina Isabel II por el nacimiento de su hijo
Meghan Markle y el Principe Harry

La reina Isabel II puso a disposición de Meghan Markle su equipo médico especializado y de gran prestigio, sin embargo, la esposa del principe Harry se distanció de la tradición real y nombró su propio equipo médico para el nacimiento de su primer hijo, dirigido por una doctora.

(Meghan Markle hace cabrear a la reina Isabel II por usar sus joyas y las de Lady Di)

Los ginecólogos de la Casa Real, Alan Farthing y Guy Thorpe-Beeston, que son especialistas en partos de alto riesgo, asistieron la llegada de los tres hijos del príncipe Harry y Kate Middleton. Se encuentran entre los mejores del mundo, pero ninguno de ellos ha recibido el papel principal en el cuidado de Markle durante su embarazo.

La exactriz, de 37 años, que tiene fecha de parto para fines de este mes o principio de mayo, optó por un parto a cargo de un equipo de mujeres. «Meghan insistió en que quería a su propia gente», dijo una fuente al tabloide Daily Mail.

El citado medio inglés señala que habrá algún papel para ellos, y si algo sale mal.

Fuentes cercanas a la duquesa enfatizaron la naturaleza «personal» de su decisión, y un miembro de realeza dijo: «Por encima de todo, este es su nacimiento, su bebé, y ella debe hacer lo que le parezca adecuado. ¿Cómo podría alguien juzgarla por eso?».(Serena Williams podría haber desvelado por error el sexo del bebé de Harry y Meghan Markle)

La semana pasada varios medios locales indicaron que que la duquesa había optado por no dar a luz en el hospital de St. Mary, lugar elegido por Middleton para tener a sus hijos.

Es probable que los duques de Sussex elijan un hospital más cercano a su nuevo hogar, Frogmore Cottage en Windsor, para el parto.

Harry y su esposa han estrenado su nueva residencia en los terrenos del castillo de Windsor poco antes del nacimiento de su primer hijo, que se espera a finales de este mes.

Los duques abandonaron el palacio de Kensington, donde vivían hasta ahora, para mudarse a Frogmore Cottage, en el condado inglés de Berkshire. La reina Isabel II les ha regalado la casa, que ha sido una de las residencias de la monarquía británica desde hace dos siglos.

La pareja todavía no han desvelado cuál será el sexo de su primer hijo. Expertos en la monarquía británica han apuntado que, si es niña, podrían optar por llamarla Diana, el nombre de la fallecida madre de los príncipes. Si fuera niño, esos expertos especulan con la posibilidad de que se decanten por un nombre bíblico o de tradición real, como Matthew o James.(EL vestidito ceñido y transparente de Kate Middleton: «Y después dicen que es Meghan»)

Lo que sí sabe con certeza es que el recién nacido será llamado príncipe o princesa sólo por autorización de la reina Isabel II, la única que puede otorgar esos títulos.

Esta semana los duques de Sussex lanzaron su cuenta personal en Instagram, convirtiéndose en todo un récord para la red social con más 4,5 millones de seguidores. 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído