Un piloto millonario tuvo sexo con una quinceañera en un jet privado y termina en prisión

Un piloto millonario tuvo sexo con una quinceañera en un jet privado y termina en prisión
Stephen Bradley Mell y su víctima con su familia

Una fantasía sexual le ha salido muy costosa a un millonario que tuvo relaciones sexuales a bordo de un jet privado con una niña de 15 años, a la que se suponía que estaba enseñando a pilotar. Ahora, irá a la cárcel por siete años.

Stephen Bradley Mell conoció a la víctima cuando su madre le preguntó si le enseñaría a su hija a volar. El hombre, casado y padre de tres niños, ​​comenzó a hablar con la chica en 2017 a través de mensajes de texto y Snapchat, pero la conversación se volvió sexual.

En un mensaje, Mell supuestamente escribió: “Confía en mí, el sexo es increíble, pero también lo es estar cerca de ti”, después de invitarla a quedarse en su hogar de Bedminster, aproximadamente una hora fuera de la ciudad de Nueva York.

Según informes policiales, que reflejan medios como The Mirror, el hombre practicó sexo con la joven de 15 años, y luego le compró una píldora anticonceptiva de emergencia. El 20 de julio de 2017, el hombre de Nueva Jersey, supuestamente, voló con la niña en su avión privado desde un aeropuerto de Nueva Jersey a Cape Cod con el propósito de volver a tener conductas ilícitas.

Fue durante el vuelo de regreso que puso el avión en piloto automático para poder tener sexo con ella. En la corte se dijo que el hombre, ex director general de una firma de inversión de Nueva Jersey, había realizado un acto sexual con la adolescente en varias otras ocasiones durante el mes siguiente.

Incluso durante un viaje a la ciudad de Nueva York, donde tuvieron relaciones sexuales, Mell supuestamente tomó una foto de la chica con su teléfono móvil mientras estaba desnuda con el “área genital claramente visible”.

En diciembre se declaró culpable de los cargos de conducta sexual ilícita y recibir imágenes de abuso infantil. Mell, cuya esposa ha solicitado el divorcio, salió de la cárcel antes de su sentencia con un fianza de 1 millón de dólares, poniendo su casa a la venta y perdiendo su licencia como piloto.

El equipo legal de Mell argumentó antes de la sentencia que su conducta era producto de la gran depresión que padecía. Según afirmaron, había caído en “una espiral de depresión” provocada por la culpa de haber sobrevivido a un accidente aéreo previo en el que sus fallecieron sus amigos.

El 12 de julio debe ser sentenciado por cargos adicionales, por poner en peligro el bienestar de un menor al entablar relaciones sexuales con una víctima menor de 16 años. Mell se declaró culpable del crimen.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído