La población de Costas de Jalisco recibió una despensa por parte del capo más peligroso de México

Sicarios mexicanos se ganan el afecto de los más pobres con regalos de navidad enviados por el ‘Mencho’

Sicarios mexicanos se ganan el afecto de los más pobres con regalos de navidad enviados por el 'Mencho'
'El Mencho' PD

Los mexicanos no salen del asombro del poder que tienen los grupos criminales de México. Un video difundido por presuntos miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) mostró que en días recientes pobladores de la costa tapatía recibieron provisiones como regalos navideños.

La grabación presenta a un supuesto pistolero entregar una bolsa roja llena de alimento. “Buenos días, oiga, ¿quiere una ayuda de parte del señor Mencho”, se escucha al sicario que le entrega un paquete de alimentos a una mujer. En otra toma, se aprecia una camioneta llena de víveres. En redes sociales también circuló el emblema impreso de las despensas: “El señor de los gallos”, en alusión a Nemesio Oseguera, alias “El Mencho”, líder del CJNG, quien apostaba a las peleas de aves.

En octubre, los narcos dejaron la guerra con sus rivales y repartieron despensas a la gente del municipio de Tomatlán, Jalisco, que fue desalojada por los estragos de la tormenta tropical, Priscilla. “Aquí estamos presentes todos con las personas dándoles las ayudas. La gente está muy agradecida por este apoyo que se está brindando», se escucha la voz del sicarios que está grabando.

Mientras reparte la ayuda, uno de los sicarios repite: “Ésta ayuda se les hace saber que viene del patrón, “El señor Mencho”, para que tengan conocimiento y sepan de dónde viene, para que no piensen que es del DIF o de otra empresa”. La despensa fue trasladada al poblado en varias camionetas pick up, donde viajaron los pistoleros de Nemesio Oseguera, quienes en la misma grabación dan a conocer el poblado donde se encuentran.

En México, la repartición de despensas no es una fórmula nueva. En los albores del narcotráfico a gran escala, los habitantes hacían fila para recibir el aguinaldo a fin de año cortesía de las células criminales. Ahora, los líderes del Cártel de Sinaloa o Jalisco Nueva Generación tienen gestos con la sociedad financiando la construcción de una iglesia, un viaje de estudios o una operación quirúrgica. Detrás están las peores intenciones.

La ayuda que reparten los cárteles se diluye en comparación con la destrucción que causan. Se trata de una guerra propagandística en redes sociales. Lo mismo filtran un video repartiendo ayuda, que descabezando a un rival. El mito de los narcos “benefactores del pueblo” ha logrado propagarse entre zonas de influencia de los cárteles.

De acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), en 2018 había 41.9 por ciento de personas en situación de pobreza a nivel nacional, algunas de las cuales encontraron en el narco un cobijo. En Sinaloa, por ejemplo, los habitantes se sienten menos protegidos desde que Joaquín “El Chapo” Guzmán fue capturado por las autoridades mexicanas en 2016. “Los traficantes hacen más por el pueblo que el gobierno. Ellos tratan bien a los que viven en su territorio, el gobierno es puro papeleo y burocracia».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído