El fiscal pide para el facinerosos 16 años de cárcel

El policía de Madrid que violó a una inmigrante y abusó de otras dos

El agente estaba fuera de servicio pero las obligó a llevarlo a sus casas para «comprobar» sus papeles

Advirtió a la venezolana Margarita de que si lo denunciaba se atuviera a las consecuencias

Cuenta Cruz Morcillo en ‘ABC’ que l subinspector del Cuerpo Nacional de Policía Antonio I. S. estaba libre de servicio ese día.

Era 16 de junio de 2010, a la una de la tarde, cuando abordó a Margarita S. G., una venezolana a la que mostró su placa reglamentaria en el cruce de las madrileñas calles de Piñeiro y Aranjuez.

Le pidió la documentación y comprobó que estaba en situación irregular.

El policía vio el momento perfecto. La obligó a que lo llevara a su casa para que recogiera sus efectos, ya que, le dijo la iban a expulsar automáticamente del país.

Ya en la vivienda, Margarita tuvo que ponerse un vestido de fiesta mientras él pronunciaba obscenidades; «la sentó en la cama y la obligó a practicarle una felación -recoge el escrito de Fiscalía-.

Ante la resistencia de la mujer, intentó penetrarla analmente contra su voluntad, también sin conseguirlo. Pero finalmente, venció la resistencia de la mujer y la penetró por la vagina eyaculando sobre su cuerpo».

Antes de irse, la amenazó con que si lo denunciaba se atuviera a las consecuencias por su situación irregular.

Hoy Antonio I. S. se sienta en el banquillo de la Audiencia de Madrid acusado de un delito de agresión sexual y dos de abuso sexual por lo que la Fiscalía solicita para él una pena de 16 años y diez meses de prisión.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído