La autopsia determinará las causas de la muerte

Hallan el cadáver del niño rumano desaparecido en Vicálvaro flotando en una laguna

El helicóptero de la Policía Nacional ha encontrado el cuerpo flotando en la laguna junto a la que jugaba Gabriel Vidrascu

Hallan el cadáver del niño rumano desaparecido en Vicálvaro flotando en una laguna
Gabriel Vidrascu. PD

Su padre protagonizó una violenta discusión con un grupo de inmigrantes de su misma nacionalidad, justo antes de la desaparición, y la Policía sigue esa pista

Gabriel Vidrascu, el menor de 12 años de origen rumano desaparecido desde el 24 de septiembre de 2012 en Vicálvaro, ha sido hallado muerto este 4 de octubre en una laguna del antiguo campo de minas de la zona donde desapareció.

Así lo cree la Policía Nacional que ha encontrado desde su helicóptero el cuerpo del crío en esa zona, de muy complicado acceso y que estaban peinando desde primera hora de esta mañana.

Sobre la una y media de la tarde de este jueves, fuentes de la Jefatura Superior de la Policía han informado de que uno de los helicópteros que participan en las labores de búsqueda habían localizado «lo que puede ser el cuerpo de un niño».

Los agentes llevaban peinando esta zona desde el martes, en el entorno de la carretera de circunvalación M-40, entre los distritos de San Blas y Vicálvaro. Hasta el lugar se han dirigido los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, cuya unidad subacuática ha bajado a la laguna haciendo rápel con una cuerda de 35 metros.

Los bomberos han elevado el cadáver en una camilla sobre las dos y media de la tarde. La policía halló junto al cuerpo una tabla de surf blanca, según informa Europa Press.

La autopsia será la que esclarezca la causa del óbito.

Accidente, no secuestro

El menor salió el día 24 de septiembre a jugar al parque de la Vicalvarada, algo que solía hacer. Cinco días antes, había tenido una pelea con otro crío de una familia de etnia gitana que había ido luego a pedirle cuentas a los padres de Gabriel.

Por eso, cuando desapareció, se pensó que esa disputa de críos podría estar tras el asunto.

La Policía Nacional sospechaba que en realidad habría sufrido un accidente en la zona de antiguas minas de Vicálvaro.

El problema de las lluvias

Descartaban el secuestro y la desaparición voluntaria. Creían que el chaval habría tropezado en esa área, muy rocosa y llena de recovecos y lagunas, por lo que movilizaron el sábado pasado a los agentes para una búsqueda más intensa que las iniciales.

Sin embargo, cayó una gran tromba de agua, que imposibilitó la batida.

Hasta que hoy por la mañana, cuando el subsuelo lo ha permitido, las unidades especializadas se han trasladado al área y por fin han dado con el crío, aunque desgraciadamente muerto.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído