El Gobierno de Maduro desoye todas las peticiones internacionales

Leopoldo López, líder de la oposición en Venezuela, cumple un año preso de la tiranía chavista

Lilian Tintori: "Su vida corre peligro, lo torturan con el aislamiento, sin ver el sol"

Leopoldo López, líder de la oposición en Venezuela, cumple un año preso de la tiranía chavista
Leopoldo López. VZ

A lo largo de un año López ha sido víctima de todas las vejaciones y violaciones de los derechos humanos imaginables en la prisión de Ramo Verde

El 18 de febrero de 2014, decenas de miles de venezolanos salieron a las calles de Caracas vestidos de blanco y ondeando banderas tricolor para apoyar al político opositor Leopoldo López, tras conocerse que había una orden de captura en su contra.

Entre gritos y lágrimas, algunos de sus seguidores le rogaban que no se entregara.

«Yo me presento ante una justicia injusta», gritó por megáfono, antes de presentarse voluntariamente ante la Guardia Nacional, que lo llevó en una tanqueta blindada.

Desde entonces, Leopoldo López ha estado enterrado en vida en la prisión militar de Ramo Verde.

El valeroso político está acusado de ser el responsable intelectual de la violencia del 12 de febrero, cuando una manifestación pacífica terminó en actos vandálicos contra la sede de la Fiscalía General, la quema de vehículos oficiales y la muerte de dos manifestantes a manos de agentes de seguridad del Estado.

Aunque López ya se había retirado del lugar cuando sucedieron los hechos, los amigos de Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y el grupo directivo de Podemos le imputan los delitos de conspiración, incitación a delinquir, intimidación pública, incendio y daño a la propiedad pública, homicidio agravado premeditado y terrorismo.

Un Gobierno que encarcela a los opositores y que manipula las instituciones judiciales para justificar hechos contrarios al Derecho -incluyendo horribles actos de hostigamiento en el interior de la cárcel- no puede ser considerado democrático. El año que lleva en prisión el opositor Leopoldo López es un año de ignominia para Venezuela.

A lo largo de un año López ha sido víctima de todas las vejaciones y violaciones de los derechos humanos imaginables en la prisión de Ramo Verde. Sin razón alguna le limitan las visitas de los familiares.

A excepción de sus abogados, ningún conocido, amigo o periodista ha podido visitarlo. Ni siquiera los tres expresidentes el chileno Santiago Piñera, el colombiano Andrés Pastrana y el mexicano Felipe Calderónhan podido verlo.

De noche la prisión de Ramo Verde es muy ruidosa. El castigo consiste en poner con volumen alto las canciones revolucionarias de Hugo Chávez para que los presos políticos no puedan dormir.

Hasta los han bañado de orines y excrementos, junto a Ceballos, vecino de celda y de causa, para quebrar su resistencia.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído