LA LUCHA POR LA RECUPERACIÓN DE VENEZUELA

William Cárdenas a los jóvenes de la diaspora venezolana: Recuperaremos al país de las manos de la organización criminal chavista

William Cárdenas a los jóvenes de la diaspora venezolana: Recuperaremos al país de las manos de la organización criminal chavista

Los crisis humanitaria que sufre Venezuela no frena a quienes aspiran regresar o contribuir de alguna manera con la reconstrucción de su país, una muestra de elló se puso de manifiesto el pasado de julio de 2019 en el evento “El Rol de la diáspora joven venezolana en tiempos de crisis y transición”, celebrado en las instalaciones de IE Business School y organizado por el IE Venezuela Club.

En el evento, el abogado William Cárdenas llevó un mensaje enfocado en la tarea que ha realizado desde el año 2002 a través de la Plataforma Democrática de Venezolanos por España, organización de la cual es fundador.

Jóvenes venezolanos reunidos en el IE, Madrid.

.- Como presidente de la Plataforma Democrática de Venezolanos en Madrid, organización creada en el año 2002, represento 17 años de lucha contra el autoritarismo castro comunista que se ha implementado en Venezuela en estas dos últimas décadas. Como abogado e internacionalista, desde un principio, en específico desde el año 2003, mi trabajo se ha centrado en realizar denuncias sobre los crímenes de lesa humanidad cometidos por los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Muchos eran muy jóvenes o niños cuando esto ocurría, pero el esfuerzo de buscar una jurisdicción internacional que pudiese juzgar con imparcialidad e independencia los crímenes cometidos en Venezuela era en aquel momento, una tarea utópica.

La Corte Penal Internacional (CPI) apenas había sido creada a través del Tratado que contenía el Estatuto de Roma donde se recogen, entre otros, los crímenes contra la humanidad como violaciones al derecho internacional, que entran bajo la jurisdicción de la CPI, pero hacer funcionar a este tipo de cortes internacionales puede llevar décadas de esfuerzo, hasta lograr que la voluntad política de los Estados Miembros presione a estas instituciones a actuar.

Esto en realidad ocurre, cuando una crisis estructural, como la venezolana, alcanza a ser un tema de gran preocupación para la comunidad internacional, lo que ha sido reconocido por organismos internacionales como las Naciones Unidas y la OEA, por Estados, o por foros de Estados como el G-20, o el Grupo de Lima.

Al principio nos sentíamos como solitarios peregrinos, e incluso se nos llegaba a calificar de “extremistas” y “radicales”.

Hoy 6 Estados Parte del Estatuto de Roma, Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú, nos acompañan en este mismo reclamo de justicia  ante la CPI.

Ha sido una larga travesía del desierto, a la que felizmente se han ido  sumando otros colegas, que enarbolan la misma bandera. Algunos de ellos, los menos claro está, llegan a manifestar que fue a partir de su actuación el 2014 o el 2017 que todo comenzó, ignorando, o en algún caso puntual, descalificando lo ocurrido anteriormente.

En fin, lo importante es que ya hay un camino que no podemos abandonar y que más temprano que tarde dará sus resultados, con el castigo ejemplar a los culpables de los crímenes ocurridos durante el periplo 2002-2019, pues todas las víctimas tienen idéntico derecho de acceso a la justicia.

He traído aquí, para presentarlo y ponerlo a la orden de Plan País, una copia del expediente que contiene la querella contra Hugo Chávez que se presentó en La Audiencia Nacional española, remitida el año 2004 a la Fiscalía de la CPI, como documento clave para entender cómo empezó todo.

Fue la primera vez que los venezolanos hicimos uso del Estatuto de Roma, para denunciar los crímenes de lesa humanidad que se han cometido en Venezuela a partir del año 2002.

El mensaje de William Cárdenas a la juventud de la diaspora venezolana en Madrid.

El gran reto para los jóvenes de la Diáspora

Entonces, dicho esto, y resaltando la relevancia de este trabajo, uno de los temas de importancia del “Rol de la Diáspora Joven Venezolana” es que estas demandas de justicia ante Cortes Internacionales no lleguen a dormirse con el pasar del tiempo. Nos llevó 15 años poder alcanzar que se iniciara un examen preliminar por parte de la Fiscal de la Corte. Muy probablemente sea a ustedes quienes les toque seguir adelante en el procedimiento de estos casos. Recuerden que nuestra transición, si bien se aspira a que sea democrática, pacífica, y civilizada, el aspecto de que sea civilizada implica que exista justicia para las víctimas de violaciones de derechos humanos y de crímenes que no prescriben, a la luz del derecho internacional, en el marco del Estatuto de Roma y del derecho venezolano.

En este sentido, necesitaremos expertos en materia de derecho internacional público y derecho penal internacional para poder atender a las víctimas. Para que nuestra reconstrucción, y la paz que se busca, no sea “a la colombiana”, impuesta a la fuerza y negociada desde Cuba. La inestabilidad que eso podría generar sería la de construir sobre las bases de un castillo de naipes o un gigante con pies de barro.

Debemos dar lecciones de civilidad ante penas ejemplarizantes, que eviten que el autoritarismo se reproduzca en futuros líderes, que tengan la tentación de replicar malas prácticas de gobernanza que nos han llevado al desastre que hoy vivimos. Necesitamos jóvenes preparados, pero también necesitamos que esos jóvenes creen instituciones que los trasciendan, que dejen un legado democrático, de progreso económico y social, y no la destrucción que la sociedad venezolana vive hoy en día. También que entiendan que la lucha que libramos es transnacional. Que incluye actores estatales y no-estatales, que la amenaza del comunismo continúa por América Latina y por España. Esto incluso me ha llevado no sólo combatir al chavismo desde Europa, sino a apoyar al Partido Popular como candidato por lista a la Asamblea de la Comunidad de Madrid en las pasadas elecciones de Mayo 2019, en nuestra lucha por frenar el avance chavista en España

Relevo generacional para el rescate de Venezuela

Reflexionemos sobre lo siguiente: Por múltiples errores de diagnóstico, como aquello de que Chávez no era comunista, o como que de esto salimos por elecciones, o como que la situación actual se resolvería en cuestión de meses, mi generación perdió a Venezuela, que ha caído en manos de una organización criminal internacional. Este mal gobierno, ha destruido las esperanzas y el crecimiento de los jóvenes venezolanos en su propio país, los ha perseguido, los ha asesinado. Pero no queda otra que trabajar juntos para poder liberarnos de esta situación, de ahí que el aporte de ustedes es fundamental.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído