LA ESTRATEGIA REPRESORA DEL RÉGIMEN CHAVISTA

El dictador Nicolás Maduro denunció un plan golpista y lanza una terrible amenaza contra opositores venezolanos

El jefe del régimen avisó que las Fuerzas Armadas están preparadas para "accionar las armas ante cualquier ataque"

El dictador Nicolás Maduro denunció un plan golpista y lanza una terrible amenaza contra opositores venezolanos

«Máxima alerta Estado Mayor Superior, máxima alerta Ejercito Bolivariano, máxima alerta Armada Bolivariana, máxima alerta Aviación Militar Bolivariana, máxima alerta Milicia Nacional Bolivariana»

Fue parte del discurso del dictador Nicolás Maduro para denunciar un presunto golpe de Estado descubierto por los cuerpos de inteligencia del régimen chavista, por lo cual avisó que «las Fuerzas Armadas están preparadas para accionar las armas ante cualquier ataque, venga de donde venga».

Durante su discurso, Maduro responsabilizó a «el monstruo fascista psicópata» Leopoldo López, y a «su subordinado» Juan Guaidó y a los Estados Unidos, mencionando al diplomático norteamericano James Story de participar en el fallido plan «para atacar cuarteles militares«.

Maduro aseguró que Story llamó por teléfono al vicecanciller venezolano para América del Norte, Carlos Ron, cuando agentes de contrainteligencia militar acudieron la noche del viernes a la vivienda de la diputada Yanet Fermín, acusada por el supuesto complot junto a su colega Fernando Orozco.

«Para que ustedes vean hasta dónde la desesperación en la que caen funcionarios gringos los lleva a cometer errores. Se desesperaron porque se dieron cuenta que habíamos desmembrado y desmantelado la conjura que tenían», dijo el dictador.

Maduro utilizó esta denuncia de golpe para amenazar a los diputados opositores y afirmó que «más temprano que la justicia llegará», al respecto, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, afirmó que se trata de «una ofensiva» para evitar su reelección como jefe del Parlamento venezolano.

Cuando Maduro utiliza amenazas de este tipo las consecuencias suelen ser fatales, un ejemplo de ello es el caso de Juan Requesens, que al ser señalado como responsable de un golpe terminó siendo encarcelado y vejado públicamente.

El caso del capitán de corbeta Rafael Acosta Arevalo, quien fue asesinado mientras se encontraba bajo custodia de las autoridades de la Dirección General de Contrainteligencia (Dgcim) en Caracas, después de no soportar la terrible tortura, por una supuesta implicación en un golpe contra el régimen, la autopsia practicada al cuerpo del capitán Acosta demostró que sufrió un edema cerebral a causa de un politraumatismo generalizado.

Se pueden citar muchos más casos, pero lo cierto es que cuando Maduro amenaza las consecuencias son terribles.

 

Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído