EL RETO IMPOSIBLE

Maduro ‘jura por Sai Baba’ que Venezuela crecerá económicamente en 2020

El dictador afirmó que el país caribeño crecerá "a pesar del imperio"

Maduro 'jura por Sai Baba' que Venezuela crecerá económicamente en 2020
El dictador Nicolás Maduro realizando una plegaria.

El dictador Nicolás Maduro recurre a su séptimo juramento consecutivo, de nuevo afirma que Venezuela “crecerá el próximo año”, desde que asumió el poder en el 2013 lo ha hecho, sin embargo, nunca lo ha logrado.

En esta oportunidad ha recurrido a las redes sociales para hacer lo que se conoce popularmente como una «promesa de político», nunca mejor dicho.

“A pesar de la perversidad del imperio de los EE.UU. contra Venezuela, durante el año 2019 logramos mantener la independencia, la Paz y la estabilidad. Sé que, en el 2020, con el esfuerzo de todos y todas, lograremos el crecimiento y la prosperidad económica. ¡Juntos lo Haremos!”

Pero cuesta creerle a Nicolás, año tras año ha jurado y nunca ha cumplido, estas han sido sus promesas y este ha sido el resultado económico.

Discurso 2013: «Vamos a lograr equilibrar la economía»

PIB 2014: -3,9%

Discurso 2014: «Vamos a echar adelante el desarrollo de la fuerza productiva en Venezuela»

PIB 2015: -6%

Discurso 2015: «Dios proveerá»

PIB 2016: -17%

Discurso 2016: «Llegará el 2017 que tiene que ser un año de levantamiento y recuperación, consolidación de la recuperación económica»

PIB 2017: -15,7%

Discurso 2017: «Estamos a la puerta de un año 2018, que estoy seguro va a ser un año de recuperación y superación de los problemas económicos».

PIB 2018: -11%

Discurso 2018: «El año 2019 estoy seguro va a ser el año definitivo de la recuperación económica».

PIB 2019: 35% (estimación Fondo Monetario Internacional a noviembre de 2019)

Discurso  2019: «El año 2020 les digo con mucha propiedad en que Venezuela retomará su crecimiento económico».

PIB 2020: ¿10%?

Desde su llegada en 2013, el régimen de Nicolás Maduro ha implementado un manual comunista de medidas económicas, Venezuela es territorio hostil para la inversión y el sector petrolero, principal sector de ingresos del país, ha decaído.

La promesa de la diversificación de la economía que lo iba cambiar todo, fue repetida por Hugo Chávez y después por Nicolás Maduro, pero el ‘Socialismo del Siglo XXI’ ha sido igual o más dependiente del petróleo que los gobiernos de la democracia bipartidista.

A día de hoy Venezuela tiene una alta dependencia de la producción de crudo, de su exportación provienen más de 9 de cada 10 dólares que ingresan a ese país. Por si fuera poco, 41% de esas ventas estaban destinadas a Estados Unidos, antes de que el Gobierno de Donald Trump ejecutara las sanciones, aunque a estas alturas, el régimen también está recibiendo ingresos por venta oro y otros minerales, aunque de esto hay poca o ninguna información oficial.

Eileen Gavin, analista principal para América Latina de la consultora VeriskMaplekroft, informó a BBC el pasado mes de septiembre que, «el sector petrolero como un todo ha sufrido de una gran falta de inversión desde 2003, por lo que tanto Pdvsa como el resto del sector han caído en un estado de abandono y hace falta mucho mantenimiento. Eso va a costar decenas de miles de millones de dólares», afirma Gavin.

Con este escenario, es poco probable que Venezuela crezca en 2020, a menos que haya un cambio en la dirigencia política y económica del país, así que, aunque Maduro prometa por Santhya Sai Baba o por alguno de sus líderes religiosos.

Las principales consultoras, bancos y organismos multilaterales esperan que Venezuela continúe en 2020 con el tobogán y la economía se reduzca nuevamente. El último informe de Latin Focus señala que Goldman Sachs y UBS pronostican un declive de 10%, al igual que el FMI, mientras que Ecoanalítica, una de las principales consultoras del país, espera un descenso de 10,8%.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído