LA DUDOSA ESTRATEGIA DE PUTIN

La espantosa bomba rusa que provoca deserciones en el Daesh… y que temen los moderados suníes: BetAB-500

Los militantes del EI ponen pies en polvorosa por centenares, en unos ataques 'full time' que ponen la mosca tras la oreja

La espantosa bomba rusa que provoca deserciones en el Daesh... y que temen los moderados suníes: BetAB-500
Avión ruso de combate PD
Los rusos se las saben todas, y Putin sigue quizás la estela de las invasiones en Hungría en 1956, en Praga 1968, Afganistán 1978 y en el contexto postsoviético en Osetia del Sur en 2008, y acabando en Crimea. Pero… ¿qué busca realmente con su ataque ‘full time’ en Siria? (El mortífero ataque ruso contra los yihadistas del Daesh a vista de dron).

Las mentadas ‘hazañas bélicas’ permitieron a la antigua URSS ganar posiciones estratégicas en espacios y zonas de influencias. ¿Se trata del mismo plan, se busca un lavado de cara tras la invasión de Ucrania en 2014, o hay algo más?

El objetivo oficial es que el EI salga por piernas de sus bastiones, sobre todo en Raqqa, y de momento la comunidad internacional le ha dado un voto de confianza mientras la oposición siria carga tintas. Solo Irán y el movimiento libanés Hezbolá está con Rusia a verlas venir.

Obama dejó claro que, a su juicio, cargar contra la oposición moderada suní que se enfrenta desde hace cuatro años a Bashar al Asad, es una «receta para el desastre».

ATAQUES A MANSALVA

Mientras tanto, Rusia se sirve de su armamento más avanzado.(Así es el ‘tanque volador’ ruso que aterra a los asesinos islámicos del Daesh). No hay tregua, y los bombardeos se suceden las 24 horas del día, provocando la desbandada de los asesinos del Daesh presas del pánico. De momento unos 600 han abandonado la zona y huyen hacia Europa, según informa ‘RIA Novosti‘.

Utilizan ahora una bomba BetAB-500 que se lanza desde un avión Su-34, y con ella se  destruyó un puesto de mando reforzado de una de las organizaciones extremistas, así como un búnker «que almacenaba material explosivo y municiones», según un portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov, que es citado por la agencia Tass.

La temible BetAB-500 funciona a caída libre, y está diseñada para atravesar las estructuras blindadas, especialmente búnkeres.

Con un peso de casi media tonelada con un explosivo de 77 kilogramos, mide 2,5 metros de largo y un diámetro de 32,5 centímetros. La punta está ultrarreforzada, para asegurarse de que pueda atravesar los objetivos. A diferencia de otras bombas, que solo producen un pequeño cráter, una vez que penetra la fortificación, destruye todo a 50 metros cuadrados a la redonda.

La aviación rusa en Siria ha realizado más de 60 misiones de combate para destruir más de 50 objetos de la infraestructura de la organización terrorista Estado Islámico.

Los ataques se llevan a cabo desde la base aérea de Jmeimim, sobre toda la profundidad del territorio de Siria. Así las cosas, el representante del Estado Mayor General ha recomendado a Estados Unidos retirar de la zona de los ataques aéreos de las Fuerzas Aeroespaciales rusas a sus instructores y asesores, y detener el vuelo de sus aviones.

Este domingo 4 de octubre de 2015, se ha logrado destruir una planta de producción de cinturones bomba del grupo terrorista.

 Los aviones Sukhoi Su-25 de la Fuerza Aérea rusa han atacado un campamento de entrenamiento de los combatientes terroristas en la gobernación siria de Idlib.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído