El polémico ‘Jesucristo’ hindú que Nicolás Maduro quiere de mediador ante Guaidó

Nicolás Maduro apuesta por un gurú espiritual para salvar el poder a toda costa

El polémico 'Jesucristo' hindú que Nicolás Maduro quiere de mediador ante Guaidó
Sri Sri Ravi Shankar PD

El régimen de Nicolás Maduro sigue confiando en las ‘fuerzas del más allá’ para lograr mantener el poder. En medio de la crisis política, social y humanitaria más grande en la historia del país, el dictador venezolano ha buscado dentro de su mundo esotérico a una figura que ayude en el proceso de mediación con Juan Guaidó. No es casualidad que su carta debajo de la manga sea una especie de ‘Jesucristo’ indú. Al contrario, queda en línea con lo que David Placer establece en su último libro ‘El dictador y sus demonios, la secta de Nicolás Maduro que secuestró a Venezuela’.

El periodista explica que la ‘revolución bolivariana’ apuestan por combinar tres corrientes: El cristianismo, la santería y la secta de Sathya Sai Baba. Justamente de la última línea proviene su gran devoción, esa que queda de manifiesto en los momentos de gran dificultad. No en vano, las últimas apariciones del dictador chavista han sido con un manto naranja, similar al que usaba en sus reuniones el polémico Sathya Sai Baba.

¿Quién es Sri Sri Ravi Shankar?, el ‘Jesucristo’ indú

De acuerdo con su biografía, es un líder humanitario y embajador de paz. Sus seguidores lo llaman Sri Sri Ravi Shankar («Sri Sri» es un título honorífico hinduista). En 1981 fundó la organización humanitaria El Arte de Vivir, que ofrece presuntos “cursos de respiración y desarrollo personal” para eliminar el estrés, el cual se ha difundido internacionalmente.

En 1997 fundó la Asociación Internacional para los Valores Humanos con sede en Ginebra (Suiza). Desde el año 2002, dicha organización figura con rango de consultor especial en el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas. En 2011 la UNESCO lo nombró como uno de los oradores más destacados del siglo. En 2010 fue nombrado por la revista Forbes como la quinta persona más influyente de la India. Y en 2011 apoyó el movimiento anticorrupción de la India.

Hasta este momento, todo parece idóneo para un proceso de transición democrática. Pero, no todo lo que brilla es oro. El ‘Jesucristo’ indú tiene su lado oscuro en la millonaria industria de la “espiritualidad”. Según un estudio de Dipankar Gupta, sociólogo indio e intelectual público, se cree que “una de las razones por las cuales estos gurús tienen tanta influencia es que llenan un vacío que deja el Estado”.

“Muchos proveen seguridad social, educación y salud a la gente que de otra manera virtualmente no tiene acceso a esos servicios“, manifestó en una entrevista para BBC en 2011. Una situación que incluye al mismo Sathya Sai Baba.  En el mismo artículo, Ravi Shankar declaró que “La espiritualidad no tiene precio, sin embargo se hacen ciertos cargos para costear los gastos del programa y no hay nada malo en eso”.

En 2012, el Fisco argentino investigó las cuentas de la fundación “El Arte de Vivir”, sí, esa misma encabezada por Sri Sri Ravi Shankar, según lo reseñado por EFE. La Administración Federal de Impuestos Públicos (AFIP) pidió a la Justicia Penal Tributaria que determinara el origen y destino de los 20 millones de pesos (4,3 millones de dólares) que la organización facturó como “donaciones“.

El ente envió un “reporte de operación sospechosa” a la Unidad de Información Financiera (UIF), que investiga los casos de lavado de dinero. La denuncia se emitió en medio de los meetings espirituales, pero salió a la luz posterior a dichas conferencias y meditaciones.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído