El chavismo encuentra en Cataluña a su nueva ‘Pablo Iglesias’: La politóloga que defiende la dictadura sin complejos

El chavismo encuentra en Cataluña a su nueva 'Pablo Iglesias': La politóloga que defiende la dictadura sin complejos
Pablo Iglesias y Arantxa Tirado PD

La dictadura venezolana ha encontrado en Cataluña a su nueva ‘Pablo Iglesias’: Arantxa Tirado, una politóloga que defiende la dictadura sin complejos tanto en las redes sociales como en los actos y eventos organizados por el Consulado chavista en Barcelona o los partidos comunistas aliados del dictador bolivariano. Un perfil muy similar al del líder de Podemos, quien durante su faceta de docencia universitaria, y unos cuantos años después, también fue un gran defensor de Hugo Chávez y de los beneficios del Socialismo del Siglo XXI.

Arantxa Tirado, quien es doctora en Relaciones Internacionales (UAB) y en Estudios Latinoamericanos (UNAM), se muestra abiertamente a favor de un régimen que ha sido acusado por una violación constante de los derechos humanos [incluida las torturas hasta la muerte de los opositores a Nicolás Maduro], así como que ha forzado la migración de cuatro millones de ciudadanos y está involucrado en grandes casos de corrupción nacional e internacional. Sin embargo, ésta «orgullosa hija de la clase obrera» ha defendido la teoría de que la crisis social, política y económica en Venezuela ha sido creada por factores ajenos a la revolución bolivariana, así como lo defendió en el evento «Venezuela una Crisis Construida», que fue organizado por el Consulado de Venezuela en Barcelona.

La polémica Arantxa Tirado ha explicado, en una entrevista con Ciudad CCS [medio defensor del chavismo] del 20 de junio de 2019, que «defender la Revolución Bolivariana es defender la experiencia revolucionaria más avanzada de América Latina y el Caribe, después de la Revolución Cubana«. Una defensa que, a pesar de estar en los medios de comunicación y redes sociales, no ha logrado un gran revuelo como sí ocurrió con los integrantes de Podemos. De ahí que afirme que «en realidad, mis problemas han sido pocos para los que viven los chavistas cada día en Venezuela, país en el que, paradójicamente, los defensores de la ‘dictadura chavista’ tienen que cuidarse de estos opositores desquiciados».

Su defensa ciega por la dictadura chavista lleva a que la politóloga incluso fuera crítica con la expresidenta de Chile, Michelle Bachelet. En su cuenta de Twitter publicó que «Esperamos ansiosas la visita de Michelle Bachelet a tannnntos países con graves problemas políticos y económicos. Supongo que eso sería lo lógico, si es que el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos defiende realmente los DDHH de manera imparcial y equitativa». Sin embargo, no ha realizado ningún comentario ante un informe que deja en evidencia las detenciones arbitrarias, las torturas, los asesinatos, y la censura del régimen chavista.

Con un Pablo Iglesias que cada vez intenta mostrarse más lejos de la dictadura chavista, a los esbirros de Nicolás Maduro les queda el consuelo de los nostálgicos como Juan Carlos Monedero o de las nuevas generaciones como Arantxa Tirado. Cualquier pieza de ajedrez que les permita seguir vendiendo una imagen democrática mientras la corrupción y la represión se convierte en el modelo de gobierno del ‘Socialismo del Siglo XXI’.

 

 

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído