El vídeo que no quieren que veas Iglesias ni ZP: venezolanos se comen un chivo encontrado en la basura

El vídeo que no quieren que veas Iglesias ni ZP: venezolanos se comen un chivo encontrado en la basura
Venezolanos comen de la basura PD

Un chivo muerto en la basura. Una situación desafortunada que, en la Venezuela chavista, se convierte en una bendición para quienes no han logrado comer nada durante días.

En un vídeo que está circulando por las redes sociales, se observa cómo dos venezolanos intentan sacar la mayor cantidad de carne del animal para poder comer, mientras que otro graba la situación para demostrar en qué situación se encuentra el país por culpa de la dictadura bolivariana y de sus asesores extranjeros, entre los que destacan los provenientes de España.

No es secreto para nadie que la crisis económica venezolana es una de las crueles del mundo. El país petrolero, que se perfilaba a ser el líder financiero de la región, quedó sumido en una miseria comparable con las regiones más pobres de África.

Las pésimas políticas de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, sumado a la destrucción del sistema productivo y de asesores que vivían más de utopías que de realidad, ha llevado a que la población carezca de alimentos, medicina y este sometido a una inflación descontrolada que imposibilita el acceso a los bienes y consumos.

Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero han sido asesores de un régimen que ha obligado a la inmigración de cuatro millones de personas. Sus asesorías y trabajos con el régimen venezolano son una demostración del impacto que tienen sus ideas en la población civil.

De ahí que ahora Venezuela se haya convertido en un tema tabú para sus intereses, ya no sólo por la crisis económica, sino por el rechazo de la comunidad internacional por su violación de los Derechos Humanos, de la vinculación con grupos terroristas (incluido ETA), y con el narcotráfico.

El español Alfredo Serrano Mancilla, el «Jesucristo» de la política económica de Nicolás Maduro también tiene responsabilidad dentro de un país donde comer un chivo muerto se ha convertido en un banquete de lujo.

Es importante recordar que él también es uno de los profesores universitarios con peso en el Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), germen de Podemos, se ha consolidado como el gran referente en la planificación económica del chavismo. A lo que se suma que es el ideólogo del sistema de reparto de alimentos básicos entre la población a través de los llamados Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero no se queda detrás. En los momentos de máxima tensión social y política que podían ser la punta de lanza para un cambio en el país, el líder socialista aparecía en la escena internacional para impulsar sus famosos ‘diálogos’ que, en más de una ocasión, sólo llevaron a que la dictadura venezolana pudiera ganar tiempo, someter a los opositores y ganar más cuotas de poder dentro del país. Una técnica que fue funcionando hasta que la Luis Almagro y otros representantes internacionales denunciaron la ayuda de Zapatero al régimen venezolano. A esto se ha sumado la investigación de su embajador en Caracas, Raúl Morodo, por haber expoliado millones presuntamente a PDVSA.

La situación en Venezuela es trágica. Cada día la pobreza crece y se lleva consigo vidas de ancianos y niños que no soportan la hambruna. A lo lejos, con un océano de diferencia, los asesores del chavismo ahora miran con desinterés lo que consideran un experimento fallido y se preparan para volver a intentarlo: quizás en Argentina o en México.

 

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído