Las grandes mentiras del comunicado bolivariano para intentar justificar el ‘show’ chavista del Ateneo de Madrid

Las grandes mentiras del comunicado bolivariano para intentar justificar el 'show' chavista del Ateneo de Madrid
Mario Isea, embajador chavista en España; Ateneo de Madrid; y Arantxa Tirado PD

El brazo radical del chavismo en España se ha activado. El ‘Movimiento de Solidaridad con Venezuela de Madrid’ ha lanzado un comunicado, plagado de mentiras, para intentar defender el ‘show’ que celebrarán en el Ateneo de Madrid y que tiene por objetivo lavar la imagen del dictador Nicolás Maduro. La carta es la respuesta al rechazo masivo de la diáspora venezolana tras conocer que se realizaría el evento donde está prevista la participación de Mario Isea, embajador chavista en Madrid; y de Arantxa Tirado, la ‘Pablo Iglesias del chavismo en Cataluña’.

El comunicado empieza mal desde el primer párrafo. El ‘Movimiento de Solidaridad con Venezuela de Madrid’ afirma que el acto que se realizará lleva por nombre: ‘El sistema educativo en la República Bolivariana de Venezuela’. Sin embargo, no indican en el texto que [así como dejó en evidencia Arantxa Tirado y la Embajada Chavista de Venezuela y que reconocieron fuentes del propio Ateneo de Madrid] el evento realmente se llama: ‘La Revolución Bolivariana frente a la agresión estadounidense’. Un nombre que cambiaron inmediatamente después de que Periodista Digital América publicó la información del acto. Es decir, un intento más por intentar demostrar que la crisis política, social y económica que atraviesa el país latinoamericano no está relacionada con el fracaso del ‘Socialismo del Siglo XXI’, sino que son unas víctimas de un gran complot internacional.

No es la única mentira de los ‘bolivarianos’. La siguiente afirmación del Movimiento es que la oposición venezolana es violenta, cuando no existen registros en Madrid de que la diáspora venezolana sea un grupo violento. Al contrario, se han dado beneficios migratorios como la ‘residencia humanitaria’ al entender que no pueden volver a su país de origen debido a que el régimen de Nicolás Maduro viola los Derechos Humanos y persigue a los opositores. El rechazo de la comunidad internacional al dictador venezolano, el informe de Michelle Bachelet y las sanciones de la Unión Europea son una demostración más de que la violencia es una marca que identifica a los bolivarianos y no a la oposición.

Es importante hacer un énfasis en este punto. Los esbirros del régimen de Nicolás Maduro, que aplaudían como focas que el Ateneo de Madrid cerrase filas a favor de la ‘revolución bolivariana’, ahora están amenazando por las redes sociales a los venezolanos que han convocado a una manifestación en las puertas del Ateneo de Madrid para rechazar la celebración de un acto que tiene por finalidad lavar la imagen de la narcodictadura.

«Cuidado porque la policía española no os va a proteger», fue una de las amenazas, a las que siguieron otras como: «Además del acto, tenéis que convocar una concentración o acto político en la puerta, en la calle. La ley y la policía tiene que actuar y disolver las contramanifestaciones. Es la manera de que os dejen tranquilos y si se ponen chuckis, les den un correctivo«, ese fue el mensaje de Agustin Otxotorena, conocido por su respaldo tanto a la banda terrorista ETA como al régimen de Nicolás Maduro.

Resulta, al menos curioso, que el ‘Movimiento de Solidaridad con Venezuela de Madrid’ denomine «antidemocrática» la manifestación convocada frente al Ateneo de Madrid cuando justamente defiende a un régimen que, desde la época de Hugo Chávez, cambió la Constitución y las leyes electorales para garantizar la «elección indefinida», así como que está acusada por crímenes de lesa humanidad, que ha torturado y asesinado a opositores, que emplea ejecuciones extrajudiciales y que ha obligado al exilio a más de cuatro millones de personas. En la misma línea, resulta falso que la protesta viole los derechos fundamentales de los defensores del chavismo. Al contrario, abre la oportunidad para mostrar las dos caras de la crisis venezolana, siendo una demostración de la libertad de expresión de todas las partes.

En este sentido, resulta una burla que los defensores del chavismo hablen de violación de derechos humanos, cuando justamente están moviendo las banderas de un régimen que, según datos del Foro Penal Internacional, detuvo a más de 12.500 personas desde 2014 en relación con las manifestaciones. Esto incluye no solo a manifestantes sino también a transeúntes y personas que fueron llevadas de sus casas sin orden judicial.

Ésta es la carta completa del ‘Movimiento de Solidaridad con Venezuela de Madrid’

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído