Una endeudada embajada chavista paga a sus altos funcionarios y ‘amiguetes’ de IU, pero no da ni un euro a sus empleados

Una endeudada embajada chavista paga a sus altos funcionarios y 'amiguetes' de IU, pero no da ni un euro a sus empleados
Mario Isea, embajador chavista en España PD

La embajada chavista sigue demostrando que tiene dinero, pero para lo que quiere. Fuentes internas de la Embajada de Nicolás Maduro confirman a Periodista Digital América (PD América) que se han realizado una nueva oleada de pagos al personal diplomático. Eso sí, sólo a los funcionarios de alto nivel y para los ‘fichajes’ estrellas como el de Juancho Santana, quien fue el portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Majadahonda (Madrid) y ahora se desempeña como asesor directo del chavista Mario Isea.

«El embajador trajo dinero de su viaje a Venezuela. Eso sí, solo para los funcionarios diplomáticos, pero sigue congelado el pago para los trabajadores. A pesar de que llevamos seis meses sin recibir nuestra nómina», denuncian los trabajadores de la delegación chavista a Periodista Digital América (PD América). La situación está generando un gran descontento. No en vano, han afirmado que acudirán al evento bolivariano previsto para el 13 de septiembre en el Ateneo de Madrid para denunciar publicamente la falta de pago durante medio año.

El descontento general aumenta cuando se conocen que sí existe dinero para llenar la piscina de la residencia del Embajador en Madrid, para pagar sus vacaciones en Caracas o para mantener en nómina al ‘fichaje’ de Izquierda Unida. A lo que se suma el coste vinculado al coche de lujo que conduce el cónsul general chavista de Barcelona, Ricardo Capella, o el pago de los viajes de un grupo de españoles a Caracas con el objetivo de que transmitieran una falsa sensación de normalidad en el país.

Un pequeño séquito en el que se encontraban Willy Toledo [de quien Periodista Digital América publicó el intercambio de correos y los billetes comprados por la embajada] y la ‘Pablo Iglesias del chavismo catalán’, la politologa Arantxa Tirado. Justamente Arantxa Tirado mantiene una relación muy cercana con Ricardo Capella, a quien le ha acompañado a varios actos para intentar ocultar la cara dictatorial del régimen chavista.

Un esfuerzo que mantendrá el próximo 13 de septiembre en el Ateneo de Madrid, donde se reunirá con Mario Isea en un polémico acto que ya ha sido condenado por la diáspora venezolana y por algunos de los representantes políticos españoles.

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído