NUEVOS APOYOS DE LOS COMUNISTAS ESPAÑOLES AL DICTADOR DE BOLIVIA

La inepta Ada Colau llama a «actuar ya» a favor del fraudulento Evo Morales, mientras Barcelona sucumbe ante el caos independentista

La inepta Ada Colau llama a "actuar ya" a favor del fraudulento Evo Morales, mientras Barcelona sucumbe ante el caos independentista
Ada Colau y Evo Morales PD

La incapacidad de Ada Colau para garantizar la seguridad, tranquilidad y bienestar de Barcelona ha quedado demostrada por el incremento de la delincuencia y la destrucción de la ciudad en manos de los violentos independentistas. A la alcaldessa de Barcelona no le preocupan las barricadas o los saqueos, pero sí le quita el sueño que la población de Bolivia venciera al dictador Evo Morales, quien cambió la Constitución para garantizar la reelección indefinida y, posteriormente, realizó un fraude electoral para apoderarse del Poder Ejecutivo [como quedó evidenciado en el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA)].

Lejos de preocuparse por los graves problemas que sacuden a Barcelona, Colau prefirió perder el tiempo en las redes sociales para defender a un dictador latinoamericano. «Ante el golpe de estado en Bolivia, la comunidad internacional debe actuar ya. Contra la impunidad de quien rompe el estado de derecho con las armas, no podemos mirar a otro lado. Nuestro apoyo al gobierno legítimo de @evoespueblo y al pueblo boliviano que está sufriendo», afirmó en su cuenta de Twitter. Sus palabras generaron gran indignación entre los ciudadanos de Barcelona, pero también en la comunidad boliviana y los políticos españoles que ponen en duda hacia dónde apunta la brújula democrática de la alcaldesa.

El exsenador Iñaki Anasagasti, por ejemplo, le respondió diciendo que «también podrías mandar un mensaje de consuelo a los miles de ciudadanas y ciudadanos de #Venezuela que viven bajo la tiranía de una narco-dictadura. Ah, no!!! Que maduro es un demócrata…». Sin embargo, no fue el único. El ridículo apoyo de Colau a un tirano latinoamericano generó que los usuarios de las redes sociales le tuvieran que recordar que «en el caso de Morales como en el de Maduro el hábito no hace al monje. El que el primero vista jersey y el otro chándal no es garantía de honestidad y buen gobierno. Vds., los mal llamados progresistas, siempre se quedan en la superficie. Cuídese de su ciudad que está abandonada».

Éstas son algunas de las respuestas para acallar a la alcaldesa que prefiere a los dictadores antes que el orden en su ciudad:

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído