El líder del PSOE demuestra una vez más su apoyo a los tiranos de izquierda en América Latina

Un Zapatero ‘herido’ por el fracaso de Evo Morales en Bolivia carga contra Almagro y la OEA, pero vuelve a quedar en ridículo

José Luis Rodríguez Zapatero está ‘herido’ por la caída del ‘fraudulento’ Evo Morales. A pesar de su cercanía con el régimen de Bolivia, el expresidente español no ha logrado hacer nada para salvar a su amigo socialista, por lo que ha mostrado su resentimiento cargando contra la Organización de Estados Americanos (OEA) y su secretario general Luis Almagro. Según el líder socialista, «la situación de la OEA es, desde hace bastante tiempo, con el mandato al frente del señor Almagro es un fracaso tras fracaso. Fracasa en donde interviene y equivoca sus posiciones».

El ‘mediador’ de Nicolás Maduro también afirmó a Telesur que «la OEA equivoca sus posiciones y además lo único que ha hecho es profundizar en divisiones al continente latinoamericano. Esa organización necesita un proceso de integración y recuperación de los grandes diálogos, de no exclusión». En este sentido, Zapatero reaviva la polémica con Almagro, quien ha tachado de «imbécil» a Zapatero por su defensa de la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela tras criticar sus declaraciones sobre una posible intervención militar en Venezuela:

«Zapatero está en el mayor grado de ‘imbecibilidad’ actualmente porque tiene un problema de comprensión. Mi consejo es que no sea imbécil. Defender una dictadura es ser un político perimido, arcaico y anacrónico. También hay vestigios de corrupción política, de indignidad política. Viene haciéndole mandados al régimen desde 2016. El señor Zapatero es el ministro de Exteriores de la dictadura venezolana…»

Las nuevas declaraciones de Zapatero le han vuelto a dejar en ridículo. Mientras los grupos radicales de izquierda aplaudían como focas sus palabras, los usuarios destacaban que la OEA ha facilitado un proceso de transición política en Bolivia tras un intento de manipulación electoral, así como que ha intervenido para demostrar la violación de los derechos humanos en Nicaragua o la existencia de un régimen dictatorial en Venezuela. Justamente los polémicos países en los que Zapatero ha contado con una gran presencia e influencia, por lo que se ha ganado el apodo del ‘superhéroe’ de los dictadores de izquierda.

El líder del PSOE, cuyo ministro en Venezuela (Raul Morodo) está involucrado en un presunto caso de corrupción millonaria, ha demostrado que, para él, «tomar la posición correcta» implica defender a los tiranos de la izquierda y miembros del Foro de Sao Paulo, al margen de las violaciones a los DDHH o atentados contra los valores democráticos que éstos realicen.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído