El régimen intenta ocultar sus delitos a través de la censura de las RRSS

El chavismo censura a Twitter para que no muestre las denuncias contra sus ‘escuadrones de la muerte’, pese ser ‘Trending topic’

El chavismo censura a Twitter para que no muestre las denuncias contra sus 'escuadrones de la muerte', pese ser 'Trending topic'
El Dgcim PD

La dictadura de Venezuela ha vuelto a censurar las redes sociales para evitar que los ciudadanos denuncien a través de Twitter los abusos cometidos por sus fuerzas de seguridad y sus ‘escuadrones de la muerte’. Este viernes 13 de diciembre el acrónimo Dgcim, de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, se ubicó en el primer lugar de las tendencias en Venezuela, pero el contenido relacionado no aparecía cuando los usuarios ingresaban.

“No hay resultados para ‘Dgcim’”, informa Twitter. Aunque es raro que suceda, debido a que en las demás tendencias los tuiteros pueden navegar con normalidad, en meses pasados ya se había registrado una situación similar.

En marzo de este año, un exfuncionario de la Dgcim presentó ante la Organización de los Estados Americanos varios videos que evidenciaron la violación de los derechos humanos de los presos políticos que se encontraban detenidos en la sede del organismo en la urbanización Boleíta Norte, en Caracas.

Inmediatamente el acrónimo subió como la espuma en las tendencias de Twitter, pero no había ningún resultado. La situación sugiere que el régimen de Nicolás Maduro se las juega para aplicar un bloqueo que impide que aparezcan los comentarios relacionados con la búsqueda.

En esta ocasión, la Dgcim se hizo tendencia este viernes 13 de diciembre luego de que Yanet Fermín denunciara a través de un video difundido en las redes sociales que estaba siendo asediada por tres funcionarios de este organismo, quienes se negaban a irse de su residencia hasta que la parlamentaria los acompañara hasta la dese de Boleíta.

Pero no tuvieron éxito. Inmediatamente Juan Guaidó, presidente interino de la República, y las diputadas Delsa Solórzano y Adriana Pichardo llegaron al edificio para evitar el “secuestro” de Fermín, quien se encontraba sola. Todo con ayuda de sus abogados y vecinos.

Sin embargo, una forma de burlar este posible bloqueo aplicado por el régimen de Maduro es hacer la búsqueda con el acrónimo escrito en minúsculas o solo la letra inicial mayúscula.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído