El país destaca por su violencia contra quienes se dedican a la información o defensa de los DDHH

México: periodismo y activismo, las profesiones ‘penadas’ con la muerte

México: periodismo y activismo, las profesiones 'penadas' con la muerte
Manifestaciones contra los periodistas en México PD

El periodismo es una de las profesiones de riesgo de México. El tener un micrófono o una cámara puede ser una ‘provocación’ para recibir un disparo o sufrir un ataque. Sin embargo, los comunicadores no son los únicos que ponen en peligro sus vidas para intentar cambiar la situación de México, ya que los defensores de los derechos humanos también suelen ser una de las víctimas más comunes de los grupos violentos y criminales.

En sus balances anuales, Reporteros Sin Fronteros y Amnistía Internacional coinciden en que México es uno de los países más peligrosos para el ejercicio periodístico y para la defensa de los derechos humanos y del territorio.

Por ejemplo, Reporteros Sin Fronteros ha analizado la situación de un total de 180 países en materia de libertad de prensa, donde México ha caído hasta el lugar 144. Uno de los principales motivos es que, de los 49 crímenes realizados contra periodistas en todo el mundo, 10 han realizado en México (frente a cuatro en el resto de América Latina).  En este sentido, lo convierte en una profesión de alto riesgo, por encima de lo que ocurre en países como Venezuela, Colombia o Cuba, donde la censura y los ataques a los medios de comunicación es una constante.

Para comprender la magnitud del problema, hay que entender que la cifra de periodistas y comunicadores asesinados en México a lo largo de 2019 le sitúa al mismo nivel que los países en situación de guerra como es el caso de Siria (10 periodistas asesinados), pero también supera los crímenes registrados en otras naciones como Afganistán (5 periodistas asesinados) y Pakistán (4 periodistas asesinados).

El informe de Reporteros Sin Fronteros deja clara la crítica situación con la frase: “Patria de los cárteles de la droga, México sigue siendo uno de los países más mortíferos del mundo para los medios de comunicación (…) Numerosos periodistas han desaparecido en el país; muchos otros se han visto obligados a exiliarse para ponerse a salvo”.

ONG, en el punto de mira

En su balance anual, Amnistía Internacional también denuncia el impacto de la violencia en la lucha por la defensa de los Derechos Humanos, así como de otros movimientos que buscan la igualdad y justicia dentro de la sociedad mexicana. Una tarea que se dificulta por los ataques violentos contra los promotores de dichas ideas.

Amnistía Internacional afirma que la simple defensa de los bosques, los animales, los mares y los ríos supone un peligro para la integridad personal. Para demostrarlo, se han remitido a las cifras registradas a lo largo de 2019, donde un total de cinco ambientalistas fueron asesinados por su profesión. Sin embargo, no han sido los únicos, ya que otras siete personas han sido asesinadas debido a sus esfuerzos en la lucha y defensa de los Derechos Humanos en México.

Global Witness también se ha hecho eco de la crítica situación de violencia en México contra los defensores de los Derechos Humanos. Desde 2017, año cuando un total de 15 activistas fueron asesinados por grupos violentos, la organización internacional posicionó al país latinoamericano entre las naciones más violentas y peligrosas tanto para los activistas como para sus familias, quienes suelen ser víctimas de amenazas, presiones, ataques, estigmatización y hostigamiento.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído