El furgón mortuorio recorre las principales avenidas de la capital protegido por un cordón de soldados

Una inmensa marea roja inunda Caracas patra despedir a Hugo Chávez

La Constitución obliga a convocar elecciones antes de 30 días

Una inmensa marea roja inunda Caracas patra despedir a Hugo Chávez
El féretro del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, acompañado por cientos de chavistas.. EFE

Nunca en la historia de Venezuela, un líder ha tenido un funeral como el que han dispensado a Hugo Chávez, que murió este martes a los 58 años, y cuyo féretro cubierto por la bandera nacional fue llevado casi en hombros por cientos de miles de simpatizantes desde el Hospital Militar hasta la Academia Militar, un largo trayecto de más de 5 kilómetros, en medio de un mar de lágrimas y de un festival de histeria colectiva.

Los presidentes de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner; Uruguay, José Mujica, y Bolivia, Evo Morales, fueron los primeros gobernantes en llegar a Caracas para participar en los actos de homenaje, a los que se espera asistan gran parte de los jefes de Estado de la región y a los que España no ha aclarado todavía a quien enviará.

La despedida de los restos del presidente de Venezuela comenzó alrededor de la ocho de la mañana (hora local), cuando las Fuerzas Armadas de todo el país realizaron 21 cañonazos de salva.

Pasadas las diez, tras una breve ceremonia religiosa, partió la carroza fúnebre desde el Hospital Militar de Caracas con destino a la Academia Militar Fuerte Tiuna, donde reposará el cuerpo de Chávez por tres días hasta ser sepultado.

La carroza con el féretro del jefe de Estado llegó a su destino tras un recorrido que duró más de cinco horas e inundó la calles de Caracas de miles de simpatizantes vestidos del tradicional color rojo del chavismo y con banderas de Venezuela.

El vehículo atravesó en su último tramo el paseo de Los Próceres, que forma parte del complejo Fuerte Tiuna, donde también está la Academia Militar, y donde muchas veces Chávez encabezó diversos actos militares.

«Te amaré por siempre, mi padre», se leía en uno de los improvisados carteles que lucían los simpatizantes del presidente, fallecido ayer a los 58 años tras luchar contra el cáncer desde junio de 2011.

«Ay, mi Chávez… ¡Mi Chávez!», lloraba desconsolada Rosa Valera, una jubilada de 69 años, al ver pasar el féretro del mandatario, cubierto de flores amarillas y blancas y una gran bandera venezolana, en las inmediaciones del hospital militar de Caracas.

Pequeños, adultos y mayores acompañaron la comitiva fúnebre con banderas venezolanas, fotografías, cuadros y camisetas con imágenes del gobernante, dando mensajes de apoyo al Ejecutivo.

«¡Estamos con ustedes!», exclamaban los chavistas cada vez que divisaban a algún ministro o alto dirigente político.

El duelo general, patente también en los rostros de soldados que resguardaban la seguridad ciudadana y de los propios ministros, contrastaba con la habitual música llanera, las fanfarrias y canciones de batalla que no dejaron de sonar en este día triste.

«Yo vengo con un corazón en la mano. Creo que no podría vivir el resto de mi vida si no acompañaba al presidente, por lo menos, en este último paseo (…) pues su cuerpo ya yace en un ataúd», decía en un mar de lágrimas Alfredo Bozo, un ingeniero civil de 45 años, junto a su esposa.

A la espera de llegar a la Academia Militar, donde se instalará la capilla ardiente antes de que el viernes se celebre el funeral de Estado, la comitiva fúnebre se encaminaba hacia uno de sus momentos culminantes, en el paseo de Los Próceres, sitio reservado para grandes desfiles militares.

Muchos seguidores esperaban cumplir a pie esos 6,3 kilómetros de recorrido bajo un inclemente sol, en un acto de tributo a un presidente que dejará una huella imborrable en el país y que para no pocos ya es casi un mito.

Elecciones en 30 días, según la Constitución

Venezuela se aboca desde hoy a unas elecciones anticipadas que, según la Constitución, deberían celebrarse en los treinta días consecutivos a la muerte del presidente, Hugo Chávez, quien falleció el martes tras una batalla de más de 20 meses contra el cáncer.

El ministro de Exteriores, Elías Jaua, ya anunció la víspera que el vicepresidente, Nicolás Maduro, a quien Chávez designó su sucesor político, se quedará temporalmente al frente de la Presidencia del país en el periodo de tiempo previo a esa elección. Para la actual coyuntura, el artículo 233 de la Constitución venezolana establece las siguientes normas:

  • – Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: su muerte, su renuncia o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional, el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato.
  • – Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional.
  • – Si la falta absoluta del Presidente o Presidenta de la República se produce durante los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Vicepresidente Ejecutivo o la Vicepresidenta Ejecutiva.
  • – La Constitución también establece en su artículo 229 que no podrá ser elegido Presidente o Presidenta de la República quien esté en ejercicio del cargo de Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, Ministro o Ministra, Gobernador o Gobernadora y Alcalde o Alcaldesa, en el día de su postulación o en cualquier momento entre esta fecha y la de la elección.

Convaleciente en Cuba de su cuarta operación de cáncer, Chávez no pudo jurar el pasado 10 de enero el cargo por el que fue elegido el pasado 7 de octubre, una decisión que fue avalada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

El máximo tribunal estableció, además, que el periodo constitucional empezaba a correr a partir de esa fecha y también dio el visto bueno a la continuidad administrativa del Gobierno encabezado por Maduro.

 

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído