Atribuye la escasez a un 'oscuro plan' de la oposición contra él

Maduro compra 50 millones de rollos de papel higiénico para evitar que le ‘derroquen’ en Venezuela

Dice que existe una 'campaña mediática' que promueve una 'excesiva' demanda de este producto

Maduro compra 50 millones de rollos de papel higiénico para evitar que le 'derroquen' en Venezuela
Nicolás Maduro. VN

Estas declaraciones se producen días después de que Maduro denunciara un plan que buscaba desestabilizar al gobierno mediante la escasez de alimentos básicos

La obsesión del chavismo por la oposición no tiene límites y alcanza ahora hasta asuntos de higiene. El gobierno de Maduro ha anunciado este 14 mayo 2013 que importará hasta 50 millones de rollos de papel higiénico. La explicación oficial, ofrecida por el ministro de Comercio Alejandro Fleming es que de esta forma conseguirán «saturar» el mercado local y abatir una supuesta «campaña mediática» que promueve una «excesiva» demanda de este producto.

En los estados Táchira y Apure, por ejemplo, los comerciantes están teniendo graves problemas para abastecerse de pasta de dientes, papel higiénico y desodorante. En San Cristóbal, estado Táchira, algunos establecimientos comerciales expenden hasta dos paquetes de cuatro rollos por persona, mientras en otros sólo venden el rollo industrial utilizado en cafeterías y restaurantes cuyo precio es de 200 bolívares, informa el diario ‘El Nacional’.

En cuanto al desodorante, se ofertan tres marcas y también hay restricciones en cuanto al número de productos de este tipo que se pueden adquirir. «En mi casa somos cinco personas: mi esposo, mis tres hijos y yo. Por más que le expliqué a la cajera que necesitaba un desodorante para cada uno me dijo que sólo podía llevar dos. Por más que seamos familia son artículos de aseo personal», indicó una consumidora.

El aparato chavista atribuye la escasez de papel higiénico a un plan de la oposición. Este ‘oscuro’ plan pasa por acaparar las reservas de papel para hacerlo desaparecer y «derrocarlo». Eso siempre según la versión del ejecutivo venezolano. Sin embargo, sectores empresariales y la oposición política considera que esta escasez de rollos de papel es consecuencia de las políticas de control de precios y cambios que espanta a los inversores extranjeros.

La política monetaria venezolana también provoca que el país sufra de forma periódica escasez de alimentos. De hecho, esta misma semana se ha acordado la compra de 760.000 toneladas de alimentos básicos.

Respecto al papel higiénico, el ministro de comercio venezolano insistió que «no hay deficiencia en la producción» que tiene un «consumo mensual 125 millones de rollos», pero que ahora registra una «sobre demanda» que para ser satisfecha requiere «unos 40 millones adicionales».

El ministro Fleming no ha precisado cuándo llegará el cargamento de papel higiénico ni a quién ni por cuánto ha sido comprado. «Vamos a traer 50 millones para demostrarle a esos grupos que no lograran doblegarnos», añadió.

Problemas de desabastecimiento

Por otro lado, el gobierno venezolano y representantes del sector privado encabezados por el empresario Lorenzo Mendoza, dueño del grupo Alimentos Polar, han acordado trabajar de forma coordinada para combatir el desabastecimiento de algunos productos básicos.

Mendoza declaró a medios estatales que sostuvo una «muy cordial», «directa» y «sincera» reunión con Maduro y su gabinete ministerial en la que se comprometieron a mantener un diálogo abierto para que las empresas vinculadas al sector alimenticio puedan trabajar a plena capacidad sin «ataques infundados» o «complejos» de por medio.

«Lo importante es que se produzca a plena capacidad por parte de todas las empresas que participan en el mercado de alimentos y el compromiso que hay que a través del diálogo (…) Dejemos de lado todo lo que tiene que ver a veces con ataques infundados, envidias y complejos», expresó.

El empresario señaló que deseaba trabajar con el Gobierno pero «sin politización» del tema de la producción de alimentos, toda vez que el Grupo Polar no es un partido político.

Agregó que una buena parte del desabastecimiento que vive Venezuela se debe a la intervención de «factores externos» que han hecho que una buena parte de la población realice compras nerviosas que han agotado las existencias de los supermercados.

Por su parte, el vicepresidente Jorge Arreaza, que habló en nombre del Gobierno, saludó el buen ambiente de la cita y, tras admitir que han habido problemas para la distribución de alimentos, señaló que se había acordado trabajar para resolver el problema dialogando.

«Se comprometen ambas partes, primero, a trabajar, a producir y a distribuir oportunamente, reconociendo que algunos problemas o sobredemanda que surgieron el año pasado y a principios de este año han generado allí una situación, que aunándose a las compras nerviosas y a una situación que algunos medios de comunicación han fomentado, ha hecho difícil el abastecimiento de algunos productos», admitió Arreaza.

Estas declaraciones se producen días después de que Maduro denunciara un plan que buscaba desestabilizar al gobierno mediante la escasez de alimentos básicos. «Vamos a ir tomando medidas (…) Este tema del desabastecimiento agudo de algunos productos nosotros lo vamos a resolver», prometió el mandatario.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído