La idea habría partido del mismo Hitler, quien encargó personalmente un dispositivo capaz de viajar en el tiempo y con capacidades antigravedad

‘Die Glocke’: La máquina del tiempo nazi

Una de las más grandes teorías de conspiración sobre los nazis, es sobre una poderosa arma que desarrollaron a finales de la segunda Guerra Mundial que, muchos creen, era una máquina del tiempo.

La tesis es que los nazis intentaron crear una máquina del tiempo llamada Die Glocke y que fue llevada a Sudamérica en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, aunque otros afirman que fue capturada por los Estados Unidos.

La idea habría partido del mismo Hitler, quien encargó personalmente un dispositivo capaz de viajar en el tiempo y con capacidades antigravedad.

Al mando de este proyecto puso el general de las SS Hans Kammler, un ingeniero científico, que también había participado en el desarrollo de múltiples proyectos como los misiles V-2, aviones reactores, alas volantes, ovnis nazis, y construcciones subterráneas.

Usaron una instalación cerca de la frontera checa en Ludwikowice, usando una mina abandonada.

La campana estaba hecha de un metal especialmente pesado y permanecía encadenada al suelo.

Medía 5 metros de alto, por 3 de diámetro. En su parte frontal llevaba el símbolo nazi, tenía 2 cilindros giratorios que contenían una sustancia parecida al mercurio, llamada xerum 525.

Se dice también que este líquido era extremadamente radioactivo, y muchos de los científicos que trabajaban en la campana mientras esta estaba encendida, murieron de cáncer.

Cuando giraba en sentido contrario, desprendía un brillo de color violeta.

El exterior del artefacto estaba forrado con un material de cerámica; curiosamente los transbordadores espaciales de la NASA, como el Colombia, estaban envueltos en su capa más superficial por un revestimiento de losetas de cerámicas, que hacen la función de un aislante térmico.

Los planos originales de la campana se perdieron, luego de que gran parte de Der Riese fuese destruida por los aliados en 1945.

¿Pero qué fue de la campana nazi?

Al parecer cuando los ejército aliados estaba llegando a la aldea de Ludwigsdorf, hoy llamada Ludwikowice, el oficial de las Waffen SS, Karl Sporrenberg, por orden directa de Hitler, llevó a cabo la ejecución de 62 científicos nazis que trabajaban en el proyecto.

De hecho, la hipótesis más probable de todas, es que tanto el general al mando de este proyecto, Hans Kammler, como el artefacto nazi acabaron en las bases secretas del gobierno estadounidense, protegidos con el máximo secreto, dentro de una operación llamada «Operación Paperclip».

Al final de la guerra, nunca se supo del general Kammler ni de la maquina nazi.

Otras teorías afirman que la “Die Glocke”, o major conocida como la Campana nazi fue trasladada en un avión de carga, haciendo escala en Barcelona, España, hacia el cono sur americano entre Chile y Argentina, o incluso a la zona de la Atlántida.

NOTA.- Conoce una de las teorías de conspiración más grandes de los nazis, haciendo clic en el siguiente video.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído